26.2.11

 

[revista-de-prensa-sahara-occidental] Medios españoles/Selección de prensa del 26-II-2011

****PAGINA WEB DE LA RASD***
http://www.rasdstate.info/

****INTIFADA SAHARAUI*****
http://www.arso.org/intifada2005.htm

*****WESTERN SAHARA RESOURCE WATCH******
http://www.wsrw.org/?dl=es


S U M A R I O


1. SÁHARA OCCIDENTAL-TERRITORIOS OCUPADOS-MARRUECOS –DDHH-REPRESION

- SAN BORONDON: Tenerife acusa a Francia y España de complicidad con
los crímenes marroquíes contra los ciudadanos saharauis

2. RASD-ANIVERSARIO

- EL PERIODICO DE ARAGON: Aniversario de la República Saharaui
- SAN BORONDON: La RASD es un ejemplo de proyecto de Estado
democrático, comprometido con los derechos humanos, según los
sindicatos canarios

3. SAHARA OCCIDENTAL-ESPAÑA-SOLIDARIDAD

- SAN BORONDON: El grito de El Aaiún está avanzando
- ABC (25-02-2011): Bermeo iza la bandera saharaui y denuncia la
actitud del Gobierno

4. SAHARA OCCIDENTAL-MARRUECOS-UE-EXPOLIO DE RECURSOS NATURALES-PESCA

- EL PAIS: Prorrogado el acuerdo de pesca con Marruecos
- NOTICIAS DE ALMERIA: El PP critica que la izquierda europea se
oponga al tratado con Marruecos menos el PSOE

5. SAHARA OCCIDENTAL-ESPAÑA-LOBBY PRO MARROQUI

- TIEMPO DE HOY: El viraje del PSOE en el conflicto del Sáhara
- AGWANIT BLOG (24.02.2011): Las palabras de Trinidad Jiménez el dia
de las movilizaciones en Marruecos ya dan sus frutos: Fassi Fihri dice
que Marruecos no tiene porqué cambiar
- NUEVA TRIBUNA(24.02.2011): Una mirada desde la izquierda al mundo
árabe y al Islam de hoy (y IV) "Hoy más que nunca, la solución del
Sahara pasa por un Marruecos plenamente democrático"

- AGWANIT BLOG (24.02.2011): Artur Mas: ni autodeterminación para los
saharauis, ni autonomía para los rifeños, ni democracia para los
marroquíes.
- AGWANIT BLOG (24.02.2011): Polisariofobia racista de Javier
Valenzuela y Juan Goitisolo: Valenzuela arremete contra el movimiento
solidario con el pueblo saharaui en España

6. SAHARA OCCIDENTAL-LIBIA-REVUELTAS

- PUBLICO,.ES: "Los jóvenes saharauis están a salvo"

7. LIBIA-REVUELTAS

- EL PAIS: TRIBUNA: ANDREW SOLOMON Los errores de Gadafi

8. LAS REVUELTAS DEL NORTE DE AFRICA-AL QAEDA

- CUARTO PODER: Un frente sahariano contra Al Qaeda

=========================================================
SÁHARA-INFO EN FRANCÉS Y EN ESPAÑOL/ EN FRANÇAIS ET EN ESPAGNOL:
http://es.groups.yahoo.com/group/sahara-info/

SAHARA-INFO SÓLO EN ESPAÑOL:
http://es.groups.yahoo.com/group/revista-de-prensa-sahara-occidental/

SAHARA-INFO SEULEMENT EN FRANÇAIS:

http://fr.groups.yahoo.com/group/revue-de-presse-sahara-occidental/
=========================================================


1. SÁHARA OCCIDENTAL-TERRITORIOS OCUPADOS-MARRUECOS –DDHH-REPRESION

http://www.sanborondon.info/content/view/32126/1/El delegado del
Frente Polisario en Tenerife acusa a Francia y España de complicidad
con los crímenes marroquíes contra los ciudadanos saharauis
viernes, 25 de febrero de 2011
Mansour advierte que no se puede mantener eternamente bajo la opresión
a un pueblo si este realmente desea su libertad

SB-Noticias.- El delegado del Frente Polisario en Tenerife, Hamndi
Mansour, quien recordó que la RASD y el Frente Polisario es una
realidad hoy que está extendida y representada en los cinco
continentes, en declaraciones recogidas por SB-Noticias advirtió a la
comunidad internacional la complicidad que está manteniendo con
respecto a las flagrantes violaciones de los derechos humanos en el
Sahara ocupado por parte de Marruecos y que el pueblo saharaui está
realizando muchos sacrificios en su constante lucha por obtener la
libertad sin llegar a las fuerzas de las armas ante la actitud
intransigente y violenta de la potencia colonizadora.

Hamndi Mansour dijo, en un acto público de apoyo a la causa saharaui
cuando se celebra el 35 aniversario de la proclamación de la República
Árabe Saharaui Democrática (RASD), que el Sahara Occidental sufre hoy
en día el gran inconveniente de que Marruecos, apoyado por potencias
mundiales como Estados Unidos, España o Francia, no permite que se
lleve a cabo el proceso de autodeterminación porque por encima de las
vidas humanas han situado los intereses económicos y políticos.

En este sentido, afirmó que Marruecos está obstinado en seguir
ocupando ilegalmente el Sahara Occidental, en seguir desoyendo las
resoluciones de las Naciones Unidas porque no quiere dar pasos en
dirección a conseguir una solución definitiva y pacífica al conflicto
y añade que el secreto de su intransigencia y obstinación se debe a
ese apoyo permanente de Francia, potencia que amenaza siempre con el
veto en las Naciones Unidas, en contra de los más elementales derechos
humanos que se están violando en los territorios ocupados.

Tras acusar a Francia de su complicidad con los crímenes marroquíes
contra los ciudadanos saharauis, asegura que el actual gobierno de
España está haciendo el trabajo sucio a Marruecos para abrir brecha en
Europa, defendiendo puerilmente hasta las últimas revueltas que
abarcan todo el norte de África al decir que Marruecos ya había hecho
los cambios políticos y sociales necesarios para la defensa de las
libertades más fundamentales y para preservar los derechos humanos
para tratar de excluir a ese país de la ola de revueltas populares que
se está extendiendo por el Magreb.

Desde su punto de vista, el hecho de que Trinidad Jiménez haya llegado
a estos extremos es vergonzoso, pero sobre todo es un insulto a los
saharauis asesinados, maltratados, desaparecidos y encarcelados por el
régimen marroquí y añade que a pesar de que el Polisario tiene interés
en reunirse con dirigentes del PSOE para exponer a este partido sus
puntos de vista sobre la realidad del Sahara Occidental, este partido
no ha sabido diferenciar su lugar como organización política y como
gobierno y decidió excluirse de una ronda de encuentros del Polisario
con los partidos políticos poniendo como pretexto que en el orden del
día no podía constar el derecho de autodeterminación, cuando es una
obligación impuesta por Naciones Unidas para la resolución a
conflicto.

Mansour afirmó que esta cobardía política del PSOE es lo último que se
podía esperar de un partido que se coloca en el arco parlamentario de
izquierdas, tras lo que insistió en decir que ese aval francés y
español es el que mantiene realmente a Marruecos. En este sentido, el
dirigente saharaui advierte que no se puede mantener bajo la opresión
eternamente a un pueblo si este realmente desea su libertad, por lo
que aunque los representantes de Occidente hayan fallado una vez más a
la humanidad y a los derechos fundamentales de los pueblos, como la
libertad, asegura que su pueblo no se rendirá nunca mientras haya una
gota de sangre circulando por las venas de un ciudadano saharaui,
destacando que a lo largo de la historia han sido muchos los pueblos
oprimidos y conquistados que se han quitado el yugo, logrando su
independencia, y muchos han sido los dictadores que han caído pese a
tener controlado los Estados a los que representaban, como así está
ocurriendo a lo largo y ancho del Magreb.

-------------------------------------------------------------- >
2. RASD-ANIVERSARIO
http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=650380
Aniversario de la República Saharaui

26/02/2011

A PARTIR DE LAS 11.00 HORAS EN EL CENTRO CÍVICO DE LA ALMOZARA EN
ZARAGOZA, Y A PARTIR DE LA 13.00 HORAS EN LA SEDE DE UM DRAIGA


Con motivo del 35 Aniversario de la Proclamación República Árabe
Saharaui Democrática, varias organizaciones solidaria se han sumado a
la celebración organizada por Izquierda Unida que comenzará mañana a
las 11.00 horas en el centro cívico de la Almozara en Zaragoza. Um
Draiga, la Delegación Saharaui para Aragón, la Asociación de
Inmigrantes Saharauis en Aragón (AISA) y el Observatorio Aragonés para
el Sahara Occidental, también estarán presentes en las conferencias y
celebraciones.

-------------------------------------------------------------- >

http://www.sanborondon.info/content/view/32127/51/
La RASD es un ejemplo de proyecto de Estado democrático, comprometido
con los derechos humanos, según los sindicatos canarios

La RASD es un ejemplo de proyecto de Estado democrático, comprometido
con los derechos humanos, según los sindicatos canarios
viernes, 25 de febrero de 2011
Los sindicatos hacen un llamamiento a los ciudadanos a la
manifestación de este sábado 26 de febrero puesto que entienden que
los canarios debemos contribuir necesariamente a presionar para que el
conflicto del Sahara Occidental sea resuelto de acuerdo a la legalidad
internacional

SB-Noticias.- Los sindicatos canarios IC, CCOO, UGT y USO apoyan la
manifestación de este sábado 26 de febrero a las 12:00 horas por las
calles de La Laguna en favor de la causa saharaui. Así lo pusieron de
manifiesto en un acto público, celebrado este jueves y que conmemoró
el 35 aniversario de la proclamación de la República Árabe Saharaui
Democrática, Ignacio Rodríguez, Camilo León y Teresa Rodríguez,
quienes afirmaron que los canarios debemos contribuir necesariamente a
presionar para que el conflicto del Sahara Occidental sea resuelto de
acuerdo a la legalidad internacional, porque hablamos de una lucha
democrática, esencialmente justa, a la que no se ha dado la
satisfacción y las contrapartidas establecidas por Naciones Unidas.

Para estos sindicatos está muy claro que la RASD es un ejemplo de
proyecto de Estado democrático, comprometido con los derechos humanos,
laico y progresista, señas de identidad que lleverán a este pueblo a
conseguir su ansiada libertad, lo que ayudará a dotar de estabilidad
política y social al norte africano.

Ignacio Rodríguez (IC) dijo que pronto el Sahara Occidental verá
satisfecha su ansiada independencia a pesar de la hipocresía y el
fariseísmo de los gobernantes de la Europa desarrollada, que han
soslayado y ninguneado fundamentalmente en los últimos tiempos la
lucha del pueblo saharaui.

El representante sindical mostró el apoyo decidido a la RASD, a su
justa lucha, al respeto a la autodeterminación que el pueblo saharaui
tiene reconocido por Naciones Unidas, así como el rechazo más
contundente a la política, hipocresía y fariseísmo que tantos
gobiernos de Occidente, formalmente democráticos, están llevando a
cabo contra los derechos humanos y en favor de las tesis marroquíes.

Teresa Rodríguez (UGT) animó a la ciudadanía a compartir con el pueblo
saharaui la manifestación de este sábado a las 12:00 horas por las
calles de La Laguna, ya que considera que ante la situación actual de
crisis económica y bélica que se está viviendo en el mundo es muy
importante que los pueblos permanezcan unidos para lograr la paz.

Camilo León (CCOO) recordó al gobierno español la sinrazón de su
postura con respecto al conflicto saharaui, ya que hablamos de la
potencia colonizadora que abandonó al pueblo saharaui a su suerte,
dejándolo en manos de una potencia fascista y opresora, situación que
se prolonga ya más de 35 años, por lo que ya es hora de cambie esa
situación de injusticia para que el Sahara pueda ser una nación
soberana y libre.
-------------------------------------------------------------- >

3. SAHARA OCCIDENTAL-ESPAÑA-SOLIDARIDAD
http://www.sanborondon.info/content/view/32131/34/

El grito de El Aaiún está avanzando

Loly Padrón. Plataforma Canaria de Apoyo al Pueblo Saharaui

EL 8 DE NOVIEMBRE de 2010 las fuerzas militares y policiales
marroquíes, que mantienen la ocupación y opresión en Sáhara
Occidental, desmantelaban con una desmedida ferocidad el Campamento de
la Dignidad, que, como una muestra más del valor y persistencia en la
lucha por sus derechos que caracteriza al pueblo saharaui, se alzaba
con sus miles de frágiles haimas desafiando la brutalidad del ocupante
y la indiferencia de la llamada comunidad internacional.

A pocos meses, vista la trascendencia de ese acto de rebeldía,
valentía y dignidad, adquiere un valor aún mayor. No es exagerado
señalarlo como un grito que no solo pidió justicia y libertad para el
pueblo saharaui, sino que avivó la conciencia de los pueblos del
Magreb y les hizo comprender que no hay gobierno, por poderoso que
aparezca, que pueda mantener eternamente humillado a su pueblo.
De El Aaiún a Túnez, de ahí a Egipto; y de ahí la marea de pueblos que
reclama respeto a sus derechos como seres humanos, a la libertad y a
la justicia social se extiende augurando el fin de unos regímenes que
han contado con la vergonzosa complacencia, con el más descarado de
los apoyos, de las potencias occidentales, entre ellas la Unión
Europea, que, tras usarlos como peones, han descubierto repentinamente
su carácter dictatorial.

Hoy, 20 de febrero de 2011, está convocado el pueblo marroquí a las
calles y plazas a manifestarse contra la asfixiante situación de
miseria y falta de respeto a los derechos humanos en que los tiene
sumido el corrupto régimen de Mohammed VI.

Lo que empezó como una iniciativa de unos jóvenes a través de internet
promete ser un paso trascendental del pueblo marroquí frente a un
régimen que sigue siendo el reino de la arbitrariedad, una monarquía
absoluta en la que el soberano es el verdadero jefe del Ejecutivo. Y
donde el resultado de las elecciones lo determina, en última
instancia, la Corona, que nombra además "a dedo" a los principales
ministros, llamados ministros de soberanía.

Marruecos sigue siendo un país feudal en el que unas decenas de
familias, casi todas cercanas al trono, controlan -merced a la
herencia, el nepotismo, la corrupción, la cleptocracia y la represión-
las principales riquezas del país, compartiéndolas con las compañías
extranjeras que participan de los beneficios de mantener a un pueblo
sometido con los más brutales métodos represivos.

Es a ese régimen brutal y de miseria para las mayorías al que,
vergonzosamente, apoyan y pretenden presentar como modelo de
democracia el Gobierno español y los dirigentes del PSOE.

Lo hicieron cuando colaboraron en la expulsión de su propia tierra de
Aminetu Haidar; cuando justificaron la agresión de la Policía a los
activistas canarios que pusieron en la agenda de los medios de
comunicación la insostenible situación del Sáhara con su valerosa
acción de fines de agosto en El Aaiún; cuando aceptaron el bloqueo
informativo y la expulsión de periodistas que informaban del
campamento de Gdeim Izik; cuando dieron el "placet" al
desmantelamiento del campamento; cuando se han negado a investigar el
asesinato de Babi Hamadi, ciudadano español, en ese desmantelamiento.

El gobierno español, el PSOE, sigue apoyando a Mohamed VI y su régimen
cuando despliega toda su capacidad diplomática para apoyar el plan de
definitiva anexión de los territorios del Sáhara Occidental por
Marruecos tras la farsa de una autonomía imposible; cuando presiona en
la UE para que se prorrogue un acuerdo pesquero con el que se saquean
los recursos naturales del Sáhara Occidental para beneficio de unos
armadores e industrias transformadoras sin escrúpulos y de la cohorte
de comisionistas marroquíes. El PSOE une su destino al del sátrapa de
Rabat cuando se niega a hablar con el F. Polisario sobre el derecho de
autodeterminación del pueblo saharaui.

El pueblo saharaui apoya al pueblo marroquí en su lucha por la
libertad y la justicia como pueblo vecino, con el que históricamente
ha manifestado no tener ningún conflicto, pues la causa de la paz, la
justicia y la libertad para el Sáhara Occidental tiene como enemigo no
al pueblo marroquí, sino al corrupto régimen del monarca marroquí y su
inmediato círculo de beneficiados, lo que se suele llamar El Majzén.

La Plataforma de Apoyo al Pueblo Saharaui saluda también esta llamada
al pueblo marroquí para conquistar la libertad y la justicia social,
pues para Canarias nada sería más beneficioso en nuestro entorno que
la desaparición de un régimen como el marroquí, que no solo oprime a
su pueblo y mantiene la ocupación ilegal del Sáhara Occidental, sino
que también es un factor de inestabilidad en la región y que, con su
afán expansionista, pone en riesgo un futuro de paz para los pueblos
que estamos llamados a convivir en el Noroeste del continente
africano.

La llamarada de libertad que se inició a orillas del Atlántico en El
Aaiún, tras haber prendido en las antorchas libertarias del Magreb,
regresa para recorrer las calles y plazas de Marruecos. Buenos tiempos
para los pueblos, ¡que tiemblen los tiranos y quienes les apoyan! ¡El
grito de El Aaiún está avanzando!
-------------------------------------------------------------- >
http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=705831

Bermeo iza la bandera saharaui y denuncia la actitud del Gobierno

25-02-2011 / 19:30 h

Bermeo (Vizcaya), 25 feb (EFE).- El alcalde de Bermeo, Xabier
Legarreta, ha izado hoy la bandera saharaui en el balcón consistorial
y ha denunciado "enérgicamente" la actitud que el Gobierno ha
mantenido con este pueblo.

La bandera ha sido izada, con motivo del 35 aniversario de la
proclamación de la República Árabe Saharaui Democrática, por el
alcalde de Bermeo junto con representantes de la agrupación local
Besalde y una representación del pueblo saharaui.

Tras el izado de la bandera, el primer edil ha explicado que, de
nuevo, el Ayuntamiento de Bermeo muestra de esta forma su "compromiso
y apoyo" al pueblo saharaui.

"No podemos olvidar, especialmente con la situación convulsa que vive
el mundo árabe en estos momentos, la realidad que soporta el pueblo
saharaui desde hace años. Debemos denunciar enérgicamente la actitud
del Estado español ante el problema del Sáhara en todo este tiempo",
ha manifestado. EFE 1010592

-------------------------------------------------------------- >
4. SAHARA OCCIDENTAL-MARRUECOS-UE-EXPOLIO DE RECURSOS NATURALES-PESCA
http://www.elpais.com/articulo/economia/Prorrogado/acuerdo/pesca/Marruecos/elpepueco/20110226elpepieco_8/Tes
Prorrogado el acuerdo de pesca con Marruecos
EL PAÍS - Madrid - 26/02/2011

Vota Resultado 2 votos

La Unión Europea y Marruecos han llegado a un compromiso para la
prórroga del acuerdo de pesca por un periodo de año y medio.
Inicialmente, la comisaria de Pesca, María Damanaki, era reacia a la
renovación del acuerdo si Marruecos no daba información sobre el
destino de los pagos comunitarios al Sáhara en cuyas costas también
opera la flota comunitaria.

El acuerdo de pesca con Marruecos tenía una vigencia de cuatro años y
finaliza mañana. Basándose en el mismo operan en esas aguas y en aguas
del Sáhara 119 barcos comunitarios, de los que un centenar son
españoles. En estos meses, parte de la flota está en parada biológica
ante el recorte de recursos del caladero.

El coste del acuerdo para la Unión Europea es de 144,4 millones de
euros para los cuatro años, cifra a la que se suman otros tres
millones como ayuda directa al sector de ese país y 3,4 millones de
euros que pagan los armadores.

-------------------------------------------------------------- >
http://noticiasdealmeria.com/noticia/53518/ECONOM%C3%8DA/pp-critica-izquierda-europea-oponga-tratado-marruecos-menos-psoe.html

El PP critica que la izquierda europea se oponga al tratado con
Marruecos menos el PSOE
Reclaman que los saharauis se beneficien del acuerdo
Los diputados populares Rafael Hernando, que ha estado acompañado por
Juan José Matarí y Carmen Navarro, se han felicitado, por otra parte,
de que en la reciente reunión de la Comisión de Agricultura del
Parlamento europeo se haya rechazado el acuerdo agrario entre la Unión
Europea y el Reino de Marruecos hasta que la Comisión Europea
demuestre que con el nuevo acuerdo el pueblo saharaui también saldrá
beneficiado.

Este rechazo se une a uno anterior de la Comisión de Peticiones, que
exigió conocer si el actual acuerdo se estaba cumpliendo,
especialmente sobre los cupos y precios.

Estas dos votaciones en contra del nuevo tratado "son muy relevantes
para la agricultura almeriense y contrasta con lo que ha sido la
posición del PSOE, cuya representante en la Comisión de Agricultura,
Iratxe García, ha votado a favor de que se aprobara el acuerdo entre
la UE y Marruecos, demostrando que el Gobierno de Zapatero, en vez de
defender los intereses del campo almeriense y español, está
defendiendo los intereses de Marruecos, al contrario, paradójicamente,
de lo que está haciendo la izquierda europea".

Hernando asegura que desde el PP "vamos a seguir defendiendo que este
tratado no se ratifique en Pleno mientras no se demuestre el
cumplimiento del anterior, hasta que no se garantice el sistema de
precios y el sistema de cupos del anterior y, por supuesto, hasta que
se asegure que se beneficiarán también los ciudadanos del Sahara".

-------------------------------------------------------------- >
5. SAHARA OCCIDENTAL-ESPAÑA-LOBBY PRO MARROQUI
http://www.tiempodehoy.com/default.asp?idpublicacio_PK=50&idioma=CAS&idnoticia_PK=63047&idseccio_PK=612&h=101224

El viraje del PSOE en el conflicto del Sáhara


La dirección socialista ha pasado en 35 años de defender las
reivindicaciones del Polisario a mostrarse a favor de la propuesta
marroquí de autonomía.

ANTONIO RODRÍGUEZ arodriguez.tiempo@grupozeta.es
25/02/11
HACE 35 AÑOS, EL 26 DE FEBRERO de 1976, concluía de forma precipitada
la presencia española en el Sáhara. En noviembre de ese mismo año y
coincidiendo con el primer aniversario de los Acuerdos de Madrid, por
los que España cedió su colonia a Marruecos y Mauritania, el entonces
secretario general del PSOE, Felipe González, visitó los campos de
refugiados de Tinduf, en el oeste de Argelia, donde miles de saharauis
habían empezado una penosa vida de refugiados en el desierto.

La visita de Felipe González sigue siendo, a día de hoy, la de mayor
nivel que un representante político español ha realizado a Tinduf. "El
pueblo saharaui va a vencer en su lucha. Va a vencer, no sólo porque
tiene la razón, sino porque tiene la voluntad de luchar por su
libertad", dijo el líder del PSOE en un improvisado mitin en el que
anunció que su partido derogaría los Acuerdos de Madrid cuando llegase
al poder.

Nada de ello ha ocurrido, pero más sorprendente es el viraje que ha
dado el PSOE con la causa saharaui en estos últimos años, pese a que
sus bases siguen apoyando las tesis del Frente Polisario de celebrar
un referéndum de autodeterminación. El cambio de percepción se produjo
con la llegada al poder de José Luis Rodríguez Zapatero, quien desde
2004 ha defendido la conveniencia política de que mejoren las
relaciones hispano-
-------------------------------------------------------------- >
http://agwanit-6.blogspot.com/2011/02/las-palabras-de-trinidad-jimenez-el-dia.html

AGWANIT:NOTICIAS Y ACTUALIDAD SOBRE EL SÁHARA

jueves 24 de febrero de 2011

Las palabras de Trinidad Jiménez el dia de las movilizaciones en
Marruecos ya dan sus frutos: Fassi Fihri dice que Marruecos no tiene
porqué cambiar

Los democrátas marroquíes pueden agradecer la palabras de Trinidad
Jiménez. A los 3 dias de las manifestaciones del 20 de febrero, Fassi
Fihri echa "balones fuera" afirmando que Marruecos no tiene necesidad
de hacer cambios y espera que una revuelta argelina acabe con el apoyo
de Argelia a la RASD. Como ya hemos afirmado en este blog LA
DEMOCRACIA PUEDE ESPERAR. Creo que los que aspiran a una democracia en
Marruecos deben estar "agradecidos" a la ministra española.


Un cambio en Argelia ayudaría a la situación del Sáhara, dice ministro marroquí

Lisboa, 24 feb (EFE).- El ministro de Exteriores marroquí, Taib Fassi
Fihri, considera que un cambio de régimen en Argelia podría ayudar a
resolver la situación del Sáhara Occidental, en una entrevista
publicada hoy en el periódico luso "Público".

El ministro cree que "si la dictadura militar desapareciera" en
Argelia se podría avanzar en la negociación sobre el Sáhara, una
cuestión que, en su opinión, "para la población argelina no es
importante".

Para Fassi Fihri "el problema del Sáhara no está sólo en nuestras
manos, ya demostramos que estamos abiertos a un verdadero compromiso
al presentar una iniciativa de autonomía. Pero desgraciadamente
Argelia y el Frente Polisario continúan rechazándolo, porque siguen
con la vieja visión de que, en el Magreb, un país sólo consigue ganar
si otro pierde", resaltó.

Tras ser interrogado sobre las quejas de los periodistas en la zona
para poder trabajar con libertad, el ministro acusa a los periodistas
españoles de formar parte de la estrategia argelina y señala que
"muchos de ellos forman parte de ese plan, nosotros lo sabemos".

Respecto a las protestas de las últimas semanas en el mundo árabe,
Fassi Fihri descarta que su país pueda vivir una situación similar a
la registrada en Túnez, Egipto y ahora en Libia.

"¿Por qué debemos cambiar un sistema político que cuenta con la
adhesión visceral de toda la población marroquí? Los pobres, los menos
pobres, los ricos. De todas las regiones del país", insiste.

Preguntado sobre cómo puede dar por cierto este apoyo popular sin la
convocatoria de un referendo, el ministro marroquí responde: "No se
hacen referendos sobre esto".

También cree que lo ocurrido en Túnez y Egipto se debe a que "optaron"
tras conseguir la independencia "por gobiernos de partido único y
demasiado longevos", e insiste en que las protestas registradas en su
país este fin de semana "no exigen el fin de la monarquía, sino el
acceso al mercado de trabajo y el fin de la corrupción".

Fassi Fihri recuerda que Marruecos "tiene partidos electos" y que
éstos "no se quisieron adherir" a una manifestación celebrada el
domingo en la que se pidió la redacción de una nueva constitución
democrática, ya que "prefieren proseguir con su trabajo en el
Parlamento".

Los disturbios generados tras la protesta causaron cinco fallecidos y
120 heridos, según las cifras facilitadas por el Ejecutivo marroquí.

"Sólo espero que, tras la transición en Túnez y Egipto, estos países
consigan aprobar una Constitución como la que nosotros tenemos",
subraya.

El representante del Gobierno marroquí concluyó ayer una visita
oficial a Portugal durante la que se reunió con las principales
autoridades del país para profundizar en las relaciones entre ambos y
tratar asuntos relacionados con la pertenencia del país luso al
Consejo de Seguridad de la ONU. EFE
Polisariofobia racista de Javier Valenzuela y Juan Goitisolo:
Valenzuela arremete contra el movimiento solidario con el pueblo
saharaui en España
Yo pensaba que con la que está cayendo en el Magreb, muchos de estos
columnistas que afirman su afinidad con Marruecos desde supuestas
posiciones de izquierda (Valenzuela, Goitisolo...) estuviesen a la
vanguardia de las reclamaciones democráticas en Marruecos. Pensé que
estarían firmando manifiestos por la democratización inmediata de
nuestros vecinos. Que serían portavoces en la península de los que
agitan la bandera del cambio. Pero resulta que estoy equivocado, en
lugar de demandar libertad y democracia lo único que hacen es lo único
que sabe hacer la Agencia MAP, es decir, propaganda anexionista y
arremeter contra la solidaridad española hacia el pueblo saharaui.
Supuestamente incomprendidos por ese vulgo de masas propolisaria con
ramalazos colonialistas y morófobos que actúa más con componentes
emocionales que criterios racionales; estos intelectuales
autoproclamados de izquierda pretenden hacernos comulgar con ruedas de
molino.
Somos racistas porque pedimos que se respeten el derecho a decidir de
los saharauis reconocido por la ONU. Según él, exigir que se respete
su voluntad es racismo y morofobia. Habla el Sr.Valenzuela de acuerdo
entre las partes pero acota el debate de dicho acuerdo en torno a lo
que a él le conviene (la autonomía marroquí). Habla de colonialismo en
los demás pero el Sr. Valenzuela pretende tutelar la negociación y el
diálogo sobre el Sáhara para orientarlo hacia donde le interesa.
¿Acaso los saharauis no son adultos? Sr. Valenzuela, el Polisario
negociará lo que considere que es mejor para su pueblo y no lo que
usted pretende. ¿Quién es usted para decir lo que hay que negociar o
no? Tenga un poco de respeto por otros pueblos, y deje de pronunciar
tantas incoherencias juntas.Decir que los promotores del campamento de
Gdaim Izick no reivindicaban la autodeterminación sino mejoras
económicas y sociales es una obviedad que todos sabemos. A la vista
del resultado final quién no parecía tenerlo claro era el gobierno
marroquí.
Habla usted de que esa juventud del territorio ocupado pueda rebelarse
contra el Frente Polisario ¿Qué sentido tiene eso? ¿No es el estado
marroquí el que los oprime? ¿el que no le dá oportunidades? ¿Que pinta
el Polisario en eso?. Sr. Valenzuela respete el derecho de los
saharauis a decidir su futuro que ya son mayorcitos. ¿Que pretende?¿
Aplicar a los saharauis el mismo precepto franquista que afirmaba que
los españoles no valían para la democracia?Creo que el "colonialismo
franquista" al que tanto alude lo quiere aplicar usted al pueblo
saharaui. Sinceramente, en este asunto no soy capaz de percibir su
izquierdismo.


Una mirada desde la izquierda al mundo árabe y al Islam de hoy (III)
Marruecos y el Sahara. ¿Y ahora qué? Una opinión a contracorriente .
(Ver en PDF)

Ignacio Muro. Me queda un único tema, que no podía obviar, que es el
conflicto del Sahara. Porque a la vista de lo que ha ocurrido ahora,
me pregunto si no debemos de reinterpretar las luchas de noviembre
pasado en el Sahara como un anticipo de lo que ha pasado después en
Túnez y Egipto y el resto de los países árabes. Por un lado, tenía
unos componentes claramente generacionales, de gente joven, por otro,
destacaba su carácter social, reclamaban trabajo y unas condiciones de
vida dignas, y, por último y por encima de todo, reclamaban libertad.
Eran demandas y eran formas de lucha que desbordaban, en mi opinión,
los rasgos asociados (territorio, referéndum, independencia) que ha
caracterizado a la lucha de sus mayores, los dirigentes del Polisario.
Por todo ello, me parece que "aquello" fue ya un anticipo de "esto",
una lucha de nueva generación. ¿Compartes el análisis?

Javier Valenzuela. Tienes toda la razón del mundo. Ya hubo entre los
mejores especialistas y periodistas que cubrieron los acontecimientos
del Sahara quienes dijeron: no se trata de un alzamiento nacionalista,
se trata de un alzamiento juvenil generacional y social, que
reivindicaban lo que ahora reivindican los jóvenes árabes: dignidad y
trabajo, dignidad y democracia. Yo creo que sí que podemos contemplar
la emergencia de un movimiento nuevo ciudadano saharaui que, sin duda
hay que apoyar mucho, pero que chocará, tendrá que chocar, con la
vieja guardia del Polisario. Porque, aunque duela a buena parte de
nuestra izquierda, también aquí estamos hablando de dirigentes que son
verdaderos autócratas, que llevan ahí 35 años sin que nadie los haya
elegido.

IM. Vayamos al fondo del asunto. Tu defiendes una posición a
contracorriente de la línea dominante en España. En lugar de optar por
la defensa de la independencia, apoyas una tercera vía que defiende
una amplia autonomía para el Sahara dentro de un Marruecos libre y
pluricultural. En estos dos meses, la posibilidad de un cambio
democrático en Marruecos, tambien en Marruecos, se hace patente. ¿Se
fortalece en estas circunstancias esa tercera vía o, por el contrario,
da alas al Polisario y a la lucha por la independencia?

JV. Más que nunca, la tercera vía es la solución.

Yo no estoy de acuerdo con lo que ha dicho nuestra ministra de
exteriores, Trinidad Jiménez de que Marruecos ha hecho todas las
reformas, no, en absoluto, está lejos de eso. Entonces sin un
Marruecos razonablemente democrático y descentralizado, la autonomía
para el Sahara no es creíble ni verosímil, no se la van a creer ni los
saharauis de buena fe ni la opinión pública internacional. Cuando el
poder marroquí maneja esa fórmula, una tercera vía entre la
independencia y la integración absoluta, sin más, pues puedes decir,
estoy de acuerdo, ese es el camino, lo que pasa es que, tal como
tienen ustedes el reino en estos momentos, sin democracia plena, eso
no es creíble ni posible.

Marruecos tiene una oportunidad ahora, estos días, estas semanas,
meses cortitos para iniciar reformas democráticas, reformas
descentralizadoras y plantear las soluciones del problema del Sahara
en ese marco. El rey Mohammed VI tiene una oportunidad para afrontar
ahora las reformas que lleva más de una década ofreciendo, un programa
que debe incluir, como en el resto de la zona, reformas sociales y
económicas muy importantes incluidas las fiscales de las que
hablábamos antes, capaces de sostener unas mínimas prestaciones
sociales y unos servicios públicos de calidad.

IM. Esa posibilidad puede madurar rápidamente bien porque la gente se
levante, como ha ocurrido en Túnez y Egipto, o bien por iniciativa del
poder marroquí. Pero, para ello hay que estar mentalmente preparado.
En lo que respecta a España, que sigue siendo un actor principal, no
creo que nuestra izquierda lo esté: es muy probable que se limite a
reproducir las verdades eternas del referéndum de autodeterminación,
sin más, antes que contemplar una solución basada en la plena
democracia de Marruecos. ¿Cuál es la razón? ¿Ves posible que se
replantee su estrategia y reenfoque la solución, a la luz de los
últimos acontecimientos?

JV. Yo veo una actitud de la izquierda española que es una actitud muy
tópica, muy estereotipada que sería, esquemáticamente, la siguiente:
"La lucha por la democracia en Marruecos no nos preocupa mucho, ni
está en nuestras prioridades, tampoco que siga siendo un régimen
semifeudal. Lo que nosotros queremos es que haya un Sahara
independiente."

Se plantea el asunto más en términos nacionalistas que en términos
democráticos, pero ¿es eso consecuente? ¿Cuál es lo que la izquierda
democrática española debería de apoyar? Yo creo que, en esencia,
"democracia arriba y abajo" y no necesariamente la creación de un
nuevo estado, porque, utilizando los mismos razonamientos que
utilizamos contra los nacionalismos en España, no estamos en los
tiempos de creación de nuevos estados. Al contrario, estamos en los
tiempos de integración regional. ¿Significa negar con ello el
reconocimiento a la personalidad propia de los saharauis? En absoluto.
Pero esa identidad no necesita un estado como muy bien sabemos en
España.

¿Por qué no valen para Marruecos y el Sahara los argumentos y las
soluciones que defendemos para España? Porque, se me dice, las
declaraciones de Naciones Unidas hablan de autodeterminación, y yo
digo: sí, dicen que se celebra un referéndum de autodeterminación pero
no dice las preguntas que tiene que tener ese referéndum. Se le puede
preguntar tres preguntas por ejemplo: mantenimiento del statu quo,
independencia, o autonomía en un Marruecos descentralizado y
democrático. ¿Por qué no desear, defender, que las partes lleguen a un
acuerdo de Estatuto en lugar de la independencia?

IM. Quizás se pueda y deba ir un poco más lejos en el debate. Un
artículo de Miguel Ángel Aguilar, (El abandono del Sahara, EL PAIS
16.11.2010) apuntaba algo que comparto: que, en realidad, la posición
dominante actual de España, tambien la de IU y la izquierda en
general, son herederas de las posiciones coloniales del franquismo. Y
es que en 1958, en medio del fragor de la independencia en el Magreb,
(Túnez se independiza en 1954, Marruecos en 1958, Mauritania en 1958,
Argelia en 1962), López Bravo, ministro de Asuntos Exteriores de
Franco, inicia un plan que consistía, mientras incorporaba al Sahara
como provincia española y aceptaba participar en la Comisión de
Descolonización de la ONU, consistía, digo, en crear un estado
independiente aprovechando las diferencias entre Argelia, Mauritania y
Marruecos.

España era consciente de la debilidad e inviabilidad de ese Estado
(75.000 habitantes en 250.000 km2 de desierto) que le convertía en una
presa fácil. El plan era, precisamente, incentivar su independencia
para construir un estado títere tutelado por la potencia colonial
donde "podríamos" maniobrar a nuestro antojo. Estuvimos 20 años, hasta
1975, alentando como potencia colonial esa utopía, por propio interés,
para pasar después, a seguir alentándola por otros motivos
"ideológicos" que merecen una revisión. Porque también ahora, el
Sahara con 200.000 habitantes, o los 300.000 que dice Marruecos, sigue
siendo un estado inviable. ¿Por qué no reconocerlo?

JV. Ese era el plan Ignacio, ese era el plan. La construcción
artificial de un estado independiente e inviable con el único fin de
poderlo controlar y tutelar. Hasta que, en 1975, Hassan II, lo desarmó
aprovechando la debilidad de los últimos momentos de la Dictadura. Por
supuesto con la intervención de los norteamericanos y de Kisinger en
particular.

Pero la voluntad de España era tener una patita en la zona con un
estado títere, casi virtual. Y esa es la posición en la que sigue la
izquierda española que ha potenciado una red de afectos que parecen
descansar en el heroismo de un pueblo cuyos dirigentes le conducen a
un proyecto inviable. La izquierda debería ofrecer nuestra experiencia
autonómica y ejercer la pedagogía que merece desde la defensa radical
de la democracia en la zona.


IM. Con estas palabras y el correspondiente agradecimiento acababa
esta extensa entrevista-diálogo a Javier Valenzuela, un verdadero
placer que ha permitido, eso espero al menos, enriquecernos como
ciudadanos mientras aprendíamos muchas cosas de nuestros vecinos del
Mediterráneo y sus luchas.

Al concluir su "puesta en limpio" he sentido, sin embargo, un cierto
come-come, como si me faltara una última reflexión sobre España y
Marruecos, o mejor sobre los estereotipos sobre los que hemos
construido nuestra relativa indiferencia hacia ellos, una indiferencia
que entronca con prejuicios racistas de larga tradición histórica a la
que, sin duda, la izquierda no es inmune. ¿Sentiríamos la misma
alegría ante una revolución en Marruecos como la vivida en Egipto?
¿Qué otros elementos incorporaríamos al análisis asociados al miedo o
al rechazo que inspira "el moro"?

No puedo dejar abiertas estas preguntas sin enlazar con Juan Goytisolo
y sus "Reflexiones melancólicas a contracorriente" publicadas hace
poco en El País. Las mezclo con mis propias reflexiones que incorporo
junto a algunos datos tomados de aquí y de allá. Y con esto termino.

Un primer dato: mientras la lucha saharaui tiene un amplísimo apoyo
entre la población según el CIS, la misma fuente resalta que el
rechazo al inmigrante marroquí suele encabezar las encuestas sobre el
racismo. Otro dato: existen en la actualidad según la prensa más de
400 asociaciones pro saharauis en España (incluso en El Ejido), pero
¿cuántas se ocupan en defender los derechos humanos de los inmigrantes
magrebíes y subsaharianos en nuestro propio suelo? Un último dato. El
último oficial español en salir de El Aaiún lo hizo al grito de:
"¡Moros, hijos de puta! ¡Viva el Polisario!"

¿No indica todo esto que en buena parte de nuestro subconsciente
colectivo el Polisario ha ocupado el espacio del "moro bueno", que
"habla en cristiano", que nos permite lavar nuestra conciencia
mientras reafirmamos el rechazo al "moro malo" que identificamos con
lo marroquí?

Dice Goytisolo que "la santa alianza de la derecha más bruta y de la
extrema izquierda que hoy presenciamos muestra el peso abrumador de
nuestra herencia". Y esa herencia "treinta y tres años después… hace
que marchen codo a codo en su apasionada defensa de la causa
independentista sin que esa extraña convergencia induzca (a la
izquierda) a plantearse preguntas."
-------------------------------------------------------------- >
http://www.nuevatribuna.es/noticia/44767/MUNDO/%E2%80%9Choy-nunca-soluci%C3%B3n-sahara-pasa-marruecos-plenamente-democr%C3%A1tico%E2%80%9D.html

Una mirada desde la izquierda al mundo árabe y al Islam de hoy (y IV)
"Hoy más que nunca, la solución del Sahara pasa por un Marruecos
plenamente democrático"
Última actualización 24/02/2011@17:34:56 GMT+1

Las batallas de Noviembre en El Aaiun fueron un anticipo de las
insurrecciones democráticas que estamos viviendo en todos los países
árabes, batallas por la dignidad, el trabajo y la democracia que
desbordaban los objetivos (territorio, referéndum, independencia) del
Polisario. La entrevista/dialogo de Ignacio Muro a Javier Valenzuela
culmina con una mirada a contracorriente que reclama a la izquierda
española una profunda revisión de sus postulados sobre el Sahara.

| Parte I: La extraña madurez de un proceso revolucionario. Televisión
e internet al servicio del cambio.
| Parte II: Desmontando estereotipos. El reflujo del islamismo y el
nuevo paradigma: los demoislámicos del AKP turco
| Parte III: La mujer: el velo y los cambios sociales estructurales.
Natalidad y baby boom. La crisis económica.

nuevatribuna.es | Ignacio Muro | 24.02.2011

Una mirada desde la izquierda al mundo árabe y al Islam de hoy (III)
Marruecos y el Sahara. ¿Y ahora qué? Una opinión a contracorriente .
(Ver en PDF)

Ignacio Muro. Me queda un único tema, que no podía obviar, que es el
conflicto del Sahara. Porque a la vista de lo que ha ocurrido ahora,
me pregunto si no debemos de reinterpretar las luchas de noviembre
pasado en el Sahara como un anticipo de lo que ha pasado después en
Túnez y Egipto y el resto de los países árabes. Por un lado, tenía
unos componentes claramente generacionales, de gente joven, por otro,
destacaba su carácter social, reclamaban trabajo y unas condiciones de
vida dignas, y, por último y por encima de todo, reclamaban libertad.
Eran demandas y eran formas de lucha que desbordaban, en mi opinión,
los rasgos asociados (territorio, referéndum, independencia) que ha
caracterizado a la lucha de sus mayores, los dirigentes del Polisario.
Por todo ello, me parece que "aquello" fue ya un anticipo de "esto",
una lucha de nueva generación. ¿Compartes el análisis?

Javier Valenzuela. Tienes toda la razón del mundo. Ya hubo entre los
mejores especialistas y periodistas que cubrieron los acontecimientos
del Sahara quienes dijeron: no se trata de un alzamiento nacionalista,
se trata de un alzamiento juvenil generacional y social, que
reivindicaban lo que ahora reivindican los jóvenes árabes: dignidad y
trabajo, dignidad y democracia. Yo creo que sí que podemos contemplar
la emergencia de un movimiento nuevo ciudadano saharaui que, sin duda
hay que apoyar mucho, pero que chocará, tendrá que chocar, con la
vieja guardia del Polisario. Porque, aunque duela a buena parte de
nuestra izquierda, también aquí estamos hablando de dirigentes que son
verdaderos autócratas, que llevan ahí 35 años sin que nadie los haya
elegido.

IM. Vayamos al fondo del asunto. Tu defiendes una posición a
contracorriente de la línea dominante en España. En lugar de optar por
la defensa de la independencia, apoyas una tercera vía que defiende
una amplia autonomía para el Sahara dentro de un Marruecos libre y
pluricultural. En estos dos meses, la posibilidad de un cambio
democrático en Marruecos, tambien en Marruecos, se hace patente. ¿Se
fortalece en estas circunstancias esa tercera vía o, por el contrario,
da alas al Polisario y a la lucha por la independencia?

JV. Más que nunca, la tercera vía es la solución.

Yo no estoy de acuerdo con lo que ha dicho nuestra ministra de
exteriores, Trinidad Jiménez de que Marruecos ha hecho todas las
reformas, no, en absoluto, está lejos de eso. Entonces sin un
Marruecos razonablemente democrático y descentralizado, la autonomía
para el Sahara no es creíble ni verosímil, no se la van a creer ni los
saharauis de buena fe ni la opinión pública internacional. Cuando el
poder marroquí maneja esa fórmula, una tercera vía entre la
independencia y la integración absoluta, sin más, pues puedes decir,
estoy de acuerdo, ese es el camino, lo que pasa es que, tal como
tienen ustedes el reino en estos momentos, sin democracia plena, eso
no es creíble ni posible.

Marruecos tiene una oportunidad ahora, estos días, estas semanas,
meses cortitos para iniciar reformas democráticas, reformas
descentralizadoras y plantear las soluciones del problema del Sahara
en ese marco. El rey Mohammed VI tiene una oportunidad para afrontar
ahora las reformas que lleva más de una década ofreciendo, un programa
que debe incluir, como en el resto de la zona, reformas sociales y
económicas muy importantes incluidas las fiscales de las que
hablábamos antes, capaces de sostener unas mínimas prestaciones
sociales y unos servicios públicos de calidad.

IM. Esa posibilidad puede madurar rápidamente bien porque la gente se
levante, como ha ocurrido en Túnez y Egipto, o bien por iniciativa del
poder marroquí. Pero, para ello hay que estar mentalmente preparado.
En lo que respecta a España, que sigue siendo un actor principal, no
creo que nuestra izquierda lo esté: es muy probable que se limite a
reproducir las verdades eternas del referéndum de autodeterminación,
sin más, antes que contemplar una solución basada en la plena
democracia de Marruecos. ¿Cuál es la razón? ¿Ves posible que se
replantee su estrategia y reenfoque la solución, a la luz de los
últimos acontecimientos?

JV. Yo veo una actitud de la izquierda española que es una actitud muy
tópica, muy estereotipada que sería, esquemáticamente, la siguiente:
"La lucha por la democracia en Marruecos no nos preocupa mucho, ni
está en nuestras prioridades, tampoco que siga siendo un régimen
semifeudal. Lo que nosotros queremos es que haya un Sahara
independiente."

Se plantea el asunto más en términos nacionalistas que en términos
democráticos, pero ¿es eso consecuente? ¿Cuál es lo que la izquierda
democrática española debería de apoyar? Yo creo que, en esencia,
"democracia arriba y abajo" y no necesariamente la creación de un
nuevo estado, porque, utilizando los mismos razonamientos que
utilizamos contra los nacionalismos en España, no estamos en los
tiempos de creación de nuevos estados. Al contrario, estamos en los
tiempos de integración regional. ¿Significa negar con ello el
reconocimiento a la personalidad propia de los saharauis? En absoluto.
Pero esa identidad no necesita un estado como muy bien sabemos en
España.

¿Por qué no valen para Marruecos y el Sahara los argumentos y las
soluciones que defendemos para España? Porque, se me dice, las
declaraciones de Naciones Unidas hablan de autodeterminación, y yo
digo: sí, dicen que se celebra un referéndum de autodeterminación pero
no dice las preguntas que tiene que tener ese referéndum. Se le puede
preguntar tres preguntas por ejemplo: mantenimiento del statu quo,
independencia, o autonomía en un Marruecos descentralizado y
democrático. ¿Por qué no desear, defender, que las partes lleguen a un
acuerdo de Estatuto en lugar de la independencia?

IM. Quizás se pueda y deba ir un poco más lejos en el debate. Un
artículo de Miguel Ángel Aguilar, (El abandono del Sahara, EL PAIS
16.11.2010) apuntaba algo que comparto: que, en realidad, la posición
dominante actual de España, tambien la de IU y la izquierda en
general, son herederas de las posiciones coloniales del franquismo. Y
es que en 1958, en medio del fragor de la independencia en el Magreb,
(Túnez se independiza en 1954, Marruecos en 1958, Mauritania en 1958,
Argelia en 1962), López Bravo, ministro de Asuntos Exteriores de
Franco, inicia un plan que consistía, mientras incorporaba al Sahara
como provincia española y aceptaba participar en la Comisión de
Descolonización de la ONU, consistía, digo, en crear un estado
independiente aprovechando las diferencias entre Argelia, Mauritania y
Marruecos.

España era consciente de la debilidad e inviabilidad de ese Estado
(75.000 habitantes en 250.000 km2 de desierto) que le convertía en una
presa fácil. El plan era, precisamente, incentivar su independencia
para construir un estado títere tutelado por la potencia colonial
donde "podríamos" maniobrar a nuestro antojo. Estuvimos 20 años, hasta
1975, alentando como potencia colonial esa utopía, por propio interés,
para pasar después, a seguir alentándola por otros motivos
"ideológicos" que merecen una revisión. Porque también ahora, el
Sahara con 200.000 habitantes, o los 300.000 que dice Marruecos, sigue
siendo un estado inviable. ¿Por qué no reconocerlo?

JV. Ese era el plan Ignacio, ese era el plan. La construcción
artificial de un estado independiente e inviable con el único fin de
poderlo controlar y tutelar. Hasta que, en 1975, Hassan II, lo desarmó
aprovechando la debilidad de los últimos momentos de la Dictadura. Por
supuesto con la intervención de los norteamericanos y de Kisinger en
particular.

Pero la voluntad de España era tener una patita en la zona con un
estado títere, casi virtual. Y esa es la posición en la que sigue la
izquierda española que ha potenciado una red de afectos que parecen
descansar en el heroismo de un pueblo cuyos dirigentes le conducen a
un proyecto inviable. La izquierda debería ofrecer nuestra experiencia
autonómica y ejercer la pedagogía que merece desde la defensa radical
de la democracia en la zona.


IM. Con estas palabras y el correspondiente agradecimiento acababa
esta extensa entrevista-diálogo a Javier Valenzuela, un verdadero
placer que ha permitido, eso espero al menos, enriquecernos como
ciudadanos mientras aprendíamos muchas cosas de nuestros vecinos del
Mediterráneo y sus luchas.

Al concluir su "puesta en limpio" he sentido, sin embargo, un cierto
come-come, como si me faltara una última reflexión sobre España y
Marruecos, o mejor sobre los estereotipos sobre los que hemos
construido nuestra relativa indiferencia hacia ellos, una indiferencia
que entronca con prejuicios racistas de larga tradición histórica a la
que, sin duda, la izquierda no es inmune. ¿Sentiríamos la misma
alegría ante una revolución en Marruecos como la vivida en Egipto?
¿Qué otros elementos incorporaríamos al análisis asociados al miedo o
al rechazo que inspira "el moro"?

No puedo dejar abiertas estas preguntas sin enlazar con Juan Goytisolo
y sus "Reflexiones melancólicas a contracorriente" publicadas hace
poco en El País. Las mezclo con mis propias reflexiones que incorporo
junto a algunos datos tomados de aquí y de allá. Y con esto termino.

Un primer dato: mientras la lucha saharaui tiene un amplísimo apoyo
entre la población según el CIS, la misma fuente resalta que el
rechazo al inmigrante marroquí suele encabezar las encuestas sobre el
racismo. Otro dato: existen en la actualidad según la prensa más de
400 asociaciones pro saharauis en España (incluso en El Ejido), pero
¿cuántas se ocupan en defender los derechos humanos de los inmigrantes
magrebíes y subsaharianos en nuestro propio suelo? Un último dato. El
último oficial español en salir de El Aaiún lo hizo al grito de:
"¡Moros, hijos de puta! ¡Viva el Polisario!"

¿No indica todo esto que en buena parte de nuestro subconsciente
colectivo el Polisario ha ocupado el espacio del "moro bueno", que
"habla en cristiano", que nos permite lavar nuestra conciencia
mientras reafirmamos el rechazo al "moro malo" que identificamos con
lo marroquí?

Dice Goytisolo que "la santa alianza de la derecha más bruta y de la
extrema izquierda que hoy presenciamos muestra el peso abrumador de
nuestra herencia". Y esa herencia "treinta y tres años después… hace
que marchen codo a codo en su apasionada defensa de la causa
independentista sin que esa extraña convergencia induzca (a la
izquierda) a plantearse preguntas."
-------------------------------------------------------------- >
http://agwanit-6.blogspot.com/2011/02/artur-mas-ni-autodeterminacion-para-los.html

jueves 24 de febrero de 2011
Artur Mas: ni autodeterminación para los saharauis, ni autonomía para
los rifeños, ni democracia para los marroquíes.
Artur Mas, que defiende la autodeterminación para el pueblo catalán es
partidario de confiscarle este derecho al pueblo saharaui. Ni
autodeterminación para el Sáhara, ni autonomía para el Rif ni
democracia para Marruecos. No ha planteado nada de interés al cónsul
marroquí. Respecto al tema del Sáhara ya empiezo a pensar que a pesar
de la precaria situación del pueblo saharaui sufre la envidia de
ciertos políticos que pese a vivir en la opulencia no pueden soportar
que un pueblo que ellos consideran inferior mantenga con dignidad sus
derechos. Eso se llama racismo. Imaginemos que la ONU sentara a Artur
Mas con el presidente del gobierno español para dar una solución para
el pueblo catalán y que éste tuviese recogido en las resoluciones de
la ONU su derecho a la autodeterminación ¿Renunciaría a ese derecho?.
Lo dudo. Es increíble y llega a afirmar "la negociación sobre la
autonomía" está bloqueada ¿Qué mediador plantea eso? ¿no era una
negociación sin condiciones previas?Artur, dedícate a Cataluña y deja
de cuestionar los derechos de los demás.


El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha defendido la autonomía
para el Sáhara Occidental ante el ministro del gobierno marroquí,
Mohamed El Yazgui, y el cónsul de este país en Barcelona, Ghoulam
Maichane.

Según recoge un comunicado de la Generalitat, Mas ha puesto como
ejemplo el modelo de estado autonómico ya que, pese a que aprecia
deficiencias, podría ser una "buena vía a seguir en el caso del
Sáhara".

Mas también "ha lamentado que la negociación para la autonomía del
Sáhara esté bloqueada" y ha deseado que este proceso tenga
continuidad, durante una entrevista que ha mantenido en el Palau de la
Generalitat con una delegación marroquí.

En la reunión, Mas también ha expresado la voluntad del Gobierno
catalán de mejorar sus relaciones con Marruecos, ya que Cataluña es la
comunidad autónoma que mantiene unas relaciones más intensas con
Marruecos.

En Cataluña viven 230.000 marroquíes aproximadamente, existe una larga
tradición de relaciones económicas y culturales entre otros
territorios, especialmente a nivel industrial y turístico.

La presidenta del Parlamento, la democristiana Núria de Gispert,
también ha despachado este jueves con una delegación de Marruecos, que
esta tarde también lo hace con el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu.
-------------------------------------------------------------- >
http://agwanit-6.blogspot.com/2011/02/polisariofobia-racista-de-javier.html

Polisariofobia racista de Javier Valenzuela y Juan Goitisolo:
Valenzuela arremete contra el movimiento solidario con el pueblo
saharaui en España

Yo pensaba que con la que está cayendo en el Magreb, muchos de estos
columnistas que afirman su afinidad con Marruecos desde supuestas
posiciones de izquierda (Valenzuela, Goitisolo...) estuviesen a la
vanguardia de las reclamaciones democráticas en Marruecos. Pensé que
estarían firmando manifiestos por la democratización inmediata de
nuestros vecinos. Que serían portavoces en la península de los que
agitan la bandera del cambio. Pero resulta que estoy equivocado, en
lugar de demandar libertad y democracia lo único que hacen es lo único
que sabe hacer la Agencia MAP, es decir, propaganda anexionista y
arremeter contra la solidaridad española hacia el pueblo saharaui.
Supuestamente incomprendidos por ese vulgo de masas propolisaria con
ramalazos colonialistas y morófobos que actúa más con componentes
emocionales que criterios racionales; estos intelectuales
autoproclamados de izquierda pretenden hacernos comulgar con ruedas de
molino.
Somos racistas porque pedimos que se respeten el derecho a decidir de
los saharauis reconocido por la ONU. Según él, exigir que se respete
su voluntad es racismo y morofobia. Habla el Sr.Valenzuela de acuerdo
entre las partes pero acota el debate de dicho acuerdo en torno a lo
que a él le conviene (la autonomía marroquí). Habla de colonialismo en
los demás pero el Sr. Valenzuela pretende tutelar la negociación y el
diálogo sobre el Sáhara para orientarlo hacia donde le interesa.
¿Acaso los saharauis no son adultos? Sr. Valenzuela, el Polisario
negociará lo que considere que es mejor para su pueblo y no lo que
usted pretende. ¿Quién es usted para decir lo que hay que negociar o
no? Tenga un poco de respeto por otros pueblos, y deje de pronunciar
tantas incoherencias juntas.Decir que los promotores del campamento de
Gdaim Izick no reivindicaban la autodeterminación sino mejoras
económicas y sociales es una obviedad que todos sabemos. A la vista
del resultado final quién no parecía tenerlo claro era el gobierno
marroquí.
Habla usted de que esa juventud del territorio ocupado pueda rebelarse
contra el Frente Polisario ¿Qué sentido tiene eso? ¿No es el estado
marroquí el que los oprime? ¿el que no le dá oportunidades? ¿Que pinta
el Polisario en eso?. Sr. Valenzuela respete el derecho de los
saharauis a decidir su futuro que ya son mayorcitos. ¿Que pretende?¿
Aplicar a los saharauis el mismo precepto franquista que afirmaba que
los españoles no valían para la democracia?Creo que el "colonialismo
franquista" al que tanto alude lo quiere aplicar usted al pueblo
saharaui. Sinceramente, en este asunto no soy capaz de percibir su
izquierdismo.

Una mirada desde la izquierda al mundo árabe y al Islam de hoy (III)
Marruecos y el Sahara. ¿Y ahora qué? Una opinión a contracorriente .
(Ver en PDF)

Ignacio Muro. Me queda un único tema, que no podía obviar, que es el
conflicto del Sahara. Porque a la vista de lo que ha ocurrido ahora,
me pregunto si no debemos de reinterpretar las luchas de noviembre
pasado en el Sahara como un anticipo de lo que ha pasado después en
Túnez y Egipto y el resto de los países árabes. Por un lado, tenía
unos componentes claramente generacionales, de gente joven, por otro,
destacaba su carácter social, reclamaban trabajo y unas condiciones de
vida dignas, y, por último y por encima de todo, reclamaban libertad.
Eran demandas y eran formas de lucha que desbordaban, en mi opinión,
los rasgos asociados (territorio, referéndum, independencia) que ha
caracterizado a la lucha de sus mayores, los dirigentes del Polisario.
Por todo ello, me parece que "aquello" fue ya un anticipo de "esto",
una lucha de nueva generación. ¿Compartes el análisis?

Javier Valenzuela. Tienes toda la razón del mundo. Ya hubo entre los
mejores especialistas y periodistas que cubrieron los acontecimientos
del Sahara quienes dijeron: no se trata de un alzamiento nacionalista,
se trata de un alzamiento juvenil generacional y social, que
reivindicaban lo que ahora reivindican los jóvenes árabes: dignidad y
trabajo, dignidad y democracia. Yo creo que sí que podemos contemplar
la emergencia de un movimiento nuevo ciudadano saharaui que, sin duda
hay que apoyar mucho, pero que chocará, tendrá que chocar, con la
vieja guardia del Polisario. Porque, aunque duela a buena parte de
nuestra izquierda, también aquí estamos hablando de dirigentes que son
verdaderos autócratas, que llevan ahí 35 años sin que nadie los haya
elegido.

IM. Vayamos al fondo del asunto. Tu defiendes una posición a
contracorriente de la línea dominante en España. En lugar de optar por
la defensa de la independencia, apoyas una tercera vía que defiende
una amplia autonomía para el Sahara dentro de un Marruecos libre y
pluricultural. En estos dos meses, la posibilidad de un cambio
democrático en Marruecos, tambien en Marruecos, se hace patente. ¿Se
fortalece en estas circunstancias esa tercera vía o, por el contrario,
da alas al Polisario y a la lucha por la independencia?

JV. Más que nunca, la tercera vía es la solución.

Yo no estoy de acuerdo con lo que ha dicho nuestra ministra de
exteriores, Trinidad Jiménez de que Marruecos ha hecho todas las
reformas, no, en absoluto, está lejos de eso. Entonces sin un
Marruecos razonablemente democrático y descentralizado, la autonomía
para el Sahara no es creíble ni verosímil, no se la van a creer ni los
saharauis de buena fe ni la opinión pública internacional. Cuando el
poder marroquí maneja esa fórmula, una tercera vía entre la
independencia y la integración absoluta, sin más, pues puedes decir,
estoy de acuerdo, ese es el camino, lo que pasa es que, tal como
tienen ustedes el reino en estos momentos, sin democracia plena, eso
no es creíble ni posible.

Marruecos tiene una oportunidad ahora, estos días, estas semanas,
meses cortitos para iniciar reformas democráticas, reformas
descentralizadoras y plantear las soluciones del problema del Sahara
en ese marco. El rey Mohammed VI tiene una oportunidad para afrontar
ahora las reformas que lleva más de una década ofreciendo, un programa
que debe incluir, como en el resto de la zona, reformas sociales y
económicas muy importantes incluidas las fiscales de las que
hablábamos antes, capaces de sostener unas mínimas prestaciones
sociales y unos servicios públicos de calidad.

IM. Esa posibilidad puede madurar rápidamente bien porque la gente se
levante, como ha ocurrido en Túnez y Egipto, o bien por iniciativa del
poder marroquí. Pero, para ello hay que estar mentalmente preparado.
En lo que respecta a España, que sigue siendo un actor principal, no
creo que nuestra izquierda lo esté: es muy probable que se limite a
reproducir las verdades eternas del referéndum de autodeterminación,
sin más, antes que contemplar una solución basada en la plena
democracia de Marruecos. ¿Cuál es la razón? ¿Ves posible que se
replantee su estrategia y reenfoque la solución, a la luz de los
últimos acontecimientos?

JV. Yo veo una actitud de la izquierda española que es una actitud muy
tópica, muy estereotipada que sería, esquemáticamente, la siguiente:
"La lucha por la democracia en Marruecos no nos preocupa mucho, ni
está en nuestras prioridades, tampoco que siga siendo un régimen
semifeudal. Lo que nosotros queremos es que haya un Sahara
independiente."

Se plantea el asunto más en términos nacionalistas que en términos
democráticos, pero ¿es eso consecuente? ¿Cuál es lo que la izquierda
democrática española debería de apoyar? Yo creo que, en esencia,
"democracia arriba y abajo" y no necesariamente la creación de un
nuevo estado, porque, utilizando los mismos razonamientos que
utilizamos contra los nacionalismos en España, no estamos en los
tiempos de creación de nuevos estados. Al contrario, estamos en los
tiempos de integración regional. ¿Significa negar con ello el
reconocimiento a la personalidad propia de los saharauis? En absoluto.
Pero esa identidad no necesita un estado como muy bien sabemos en
España.

¿Por qué no valen para Marruecos y el Sahara los argumentos y las
soluciones que defendemos para España? Porque, se me dice, las
declaraciones de Naciones Unidas hablan de autodeterminación, y yo
digo: sí, dicen que se celebra un referéndum de autodeterminación pero
no dice las preguntas que tiene que tener ese referéndum. Se le puede
preguntar tres preguntas por ejemplo: mantenimiento del statu quo,
independencia, o autonomía en un Marruecos descentralizado y
democrático. ¿Por qué no desear, defender, que las partes lleguen a un
acuerdo de Estatuto en lugar de la independencia?

IM. Quizás se pueda y deba ir un poco más lejos en el debate. Un
artículo de Miguel Ángel Aguilar, (El abandono del Sahara, EL PAIS
16.11.2010) apuntaba algo que comparto: que, en realidad, la posición
dominante actual de España, tambien la de IU y la izquierda en
general, son herederas de las posiciones coloniales del franquismo. Y
es que en 1958, en medio del fragor de la independencia en el Magreb,
(Túnez se independiza en 1954, Marruecos en 1958, Mauritania en 1958,
Argelia en 1962), López Bravo, ministro de Asuntos Exteriores de
Franco, inicia un plan que consistía, mientras incorporaba al Sahara
como provincia española y aceptaba participar en la Comisión de
Descolonización de la ONU, consistía, digo, en crear un estado
independiente aprovechando las diferencias entre Argelia, Mauritania y
Marruecos.

España era consciente de la debilidad e inviabilidad de ese Estado
(75.000 habitantes en 250.000 km2 de desierto) que le convertía en una
presa fácil. El plan era, precisamente, incentivar su independencia
para construir un estado títere tutelado por la potencia colonial
donde "podríamos" maniobrar a nuestro antojo. Estuvimos 20 años, hasta
1975, alentando como potencia colonial esa utopía, por propio interés,
para pasar después, a seguir alentándola por otros motivos
"ideológicos" que merecen una revisión. Porque también ahora, el
Sahara con 200.000 habitantes, o los 300.000 que dice Marruecos, sigue
siendo un estado inviable. ¿Por qué no reconocerlo?

JV. Ese era el plan Ignacio, ese era el plan. La construcción
artificial de un estado independiente e inviable con el único fin de
poderlo controlar y tutelar. Hasta que, en 1975, Hassan II, lo desarmó
aprovechando la debilidad de los últimos momentos de la Dictadura. Por
supuesto con la intervención de los norteamericanos y de Kisinger en
particular.

Pero la voluntad de España era tener una patita en la zona con un
estado títere, casi virtual. Y esa es la posición en la que sigue la
izquierda española que ha potenciado una red de afectos que parecen
descansar en el heroismo de un pueblo cuyos dirigentes le conducen a
un proyecto inviable. La izquierda debería ofrecer nuestra experiencia
autonómica y ejercer la pedagogía que merece desde la defensa radical
de la democracia en la zona.


IM. Con estas palabras y el correspondiente agradecimiento acababa
esta extensa entrevista-diálogo a Javier Valenzuela, un verdadero
placer que ha permitido, eso espero al menos, enriquecernos como
ciudadanos mientras aprendíamos muchas cosas de nuestros vecinos del
Mediterráneo y sus luchas.

Al concluir su "puesta en limpio" he sentido, sin embargo, un cierto
come-come, como si me faltara una última reflexión sobre España y
Marruecos, o mejor sobre los estereotipos sobre los que hemos
construido nuestra relativa indiferencia hacia ellos, una indiferencia
que entronca con prejuicios racistas de larga tradición histórica a la
que, sin duda, la izquierda no es inmune. ¿Sentiríamos la misma
alegría ante una revolución en Marruecos como la vivida en Egipto?
¿Qué otros elementos incorporaríamos al análisis asociados al miedo o
al rechazo que inspira "el moro"?

No puedo dejar abiertas estas preguntas sin enlazar con Juan Goytisolo
y sus "Reflexiones melancólicas a contracorriente" publicadas hace
poco en El País. Las mezclo con mis propias reflexiones que incorporo
junto a algunos datos tomados de aquí y de allá. Y con esto termino.

Un primer dato: mientras la lucha saharaui tiene un amplísimo apoyo
entre la población según el CIS, la misma fuente resalta que el
rechazo al inmigrante marroquí suele encabezar las encuestas sobre el
racismo. Otro dato: existen en la actualidad según la prensa más de
400 asociaciones pro saharauis en España (incluso en El Ejido), pero
¿cuántas se ocupan en defender los derechos humanos de los inmigrantes
magrebíes y subsaharianos en nuestro propio suelo? Un último dato. El
último oficial español en salir de El Aaiún lo hizo al grito de:
"¡Moros, hijos de puta! ¡Viva el Polisario!"

¿No indica todo esto que en buena parte de nuestro subconsciente
colectivo el Polisario ha ocupado el espacio del "moro bueno", que
"habla en cristiano", que nos permite lavar nuestra conciencia
mientras reafirmamos el rechazo al "moro malo" que identificamos con
lo marroquí?

Dice Goytisolo que "la santa alianza de la derecha más bruta y de la
extrema izquierda que hoy presenciamos muestra el peso abrumador de
nuestra herencia". Y esa herencia "treinta y tres años después… hace
que marchen codo a codo en su apasionada defensa de la causa
independentista sin que esa extraña convergencia induzca (a la
izquierda) a plantearse preguntas."

-------------------------------------------------------------- >
6. SAHARA OCCIDENTAL-LIBIA-REVUELTAS
http://www.publico.es/internacional/363395/los-jovenes-saharauis-estan-a-salvo

"Los jóvenes saharauis están a salvo"T. D. MADRID 26/02/2011 08:00

El Frente Polisario informó ayer de que los adolescentes saharauis que
cursan estudios en Libia están "a salvo". Las autoridades saharauis
respondían así a la inquietud mostrada por varias familias españolas
que, años atrás, acogieron a algunos de esos jóvenes cuando eran
niños.

Ali Mojtar, delegado del Frente Polisario en Madrid, explicó a Público
que los "centenares" de saharauis que estudian becados por Libia en
dos internados en Trípoli y Masrata están "todos juntos y lejos de los
enfrentamientos". El delegado saharaui precisó que el lugar donde se
encuentran, "no se puede desvelar por motivos de seguridad, pero lo
importante es que no les ha pasado nada. Los alumnos están al cuidado
de otros saharauis adultos".

Las familias españolas que se han interesado por estos adolescentes
los acogieron en su día dentro del programa Vacaciones en Paz. Esta
iniciativa de las Asociaciones de Amigos del Pueblo Saharaui en España
permite que varios miles de niños de entre 8 y 12 años salgan de los
campamentos de Tinduf (Argelia) para pasar el verano en hogares
españoles. La demanda que estos padres de acogida han planteado al
Frente Polisario es si los jóvenes iban a serevacuados de Libia.

Alí Mojtar reconoció que las autoridades saharauis no han previsto "de
momento" ningún plan de evacuación. El Frente Polisario, recalcó, no
lo ve aún "necesario", aunque "sigue de cerca la evolución de los
acontecimientos".
-------------------------------------------------------------- >

7. LIBIA-REVUELTAS
http://www.elpais.com/articulo/opinion/errores/Gadafi/elpepiopi/20110226elpepiopi_11/Tes

TRIBUNA: ANDREW SOLOMON
Los errores de Gadafi

El descontento en Libia era creciente y el dictador se equivocó al
optar por la línea dura, mantener en la pobreza a la población e
ignorar las necesidades de los jóvenes. De ahí el actual alzamiento
popular

ANDREW SOLOMON 26/02/2011


Parecía poco probable que Libia, encajonada entre la caída del régimen
en Túnez y la caída del régimen en Egipto, pudiera permanecer inmune a
la marea. Gadafi domina un país en el que el descontento ha ido en
aumento y los ciudadanos han mirado con repugnancia creciente las
discrepancias entre su retórica de la democracia directa y su control
autocrático del poder.

La mayoría de los libios tienen menos de 25 años y sienten que su voz
ni tan siquiera es escuchada
En 2006 escribí un artículo sobre él; entonces, la cuestión
fundamental era si el cacareado proceso de reforma era una realidad.
Parecía que el mayor reformista era su hijo Saif el Islam. Saif habla
muy bien, pero con escaso respeto a la verdad. Durante una reunión con
él y varios diplomáticos estadounidenses en 2008, me asombró oírle
decir que eran inminentes los mismos planes que ya había calificado
como tales en una conversación que habíamos mantenido en 2005, sin que
pareciera sentir ninguna vergüenza por no haber avanzado absolutamente
nada en ninguna de las cosas que había prometido. Al régimen siempre
le ha gustado atribuirse el mérito de las bellas ideas que propone y
nunca ha reconocido que ni siquiera intenta llevarlas a la práctica.
Los libios saben que esta actitud representa un grado de hipocresía
superior al que suele ser habitual en el resto del mundo, y muchos
reciben los magnánimos decretos que llegan de las alturas como meras
interferencias en las ondas. Durante mucho tiempo, los libios no
sentían gran amor por Gadafi, pero tampoco un odio especial; en muchos
sentidos, era irrelevante para su vida cotidiana, que se desarrollaba
con arreglo a una lógica tribal muy anterior a que el régimen se
hiciera con el poder. Los libios recelan de la democracia; les gusta
tener un gobernante fuerte que sea capaz de impedir que estallen las
rivalidades entre tribus. Pero no les gusta demasiado su gobernante
actual.

El régimen de Gadafi ha cometido varios errores estratégicos desde que
publiqué mi artículo en 2006. El más evidente ha sido su renuncia a
los planes de reforma de Saif. A Gadafi le interesaba sostener la
feroz batalla entre los partidarios de la línea dura y los moderados,
contar con un portavoz moderado para Occidente (de ahí la reunión
entre Saif y los diplomáticos) y mantener el rostro inflexible ante su
propio pueblo. Dentro del Gobierno, cada bando tenía sus momentos de
creerse favorito, pero, para Gadafi, la mejor forma de garantizar su
hegemonía era que los dos estuvieran siempre en ascuas, sin dar
verdaderos privilegios a unos ni a otros. No obstante, cuando esa
situación se hizo insostenible, en 2008, aplastó a los reformistas y
pareció que Saif había caído en desgracia. Aunque los libios, en su
mayoría, se habían mostrado cínicos acerca del proceso de reforma -que
consistía más en reformas económicas que en la introducción de una
democracia genuina-, se habían permitido no abandonar del todo la
esperanza y aferrarse a la idea de que a Gadafi le interesaba
verdaderamente lo que era mejor para la población, no para él y para
su familia. Mantener a los partidarios de la línea dura en el poder
seguramente había sido impopular, pero darles más poder todavía, como
hizo Gadafi en 2008, fue catastrófico. El hecho de que, hace unos
días, fuera Saif el escogido para salir en la televisión libia a
advertir a la gente sobre la posibilidad de "guerra civil" y prometer
una reunión sobre reformas constitucionales es muy significativo.
Gadafi no le habría escogido como portavoz si no fuera consciente de
la sed de reformas, si no supiera que la decisión de aplastar las
ambiciones de Saif para el país contribuyó a avivar el fuego que ahora
consume Trípoli. Al día siguiente, Gadafi anunció que su hijo iba a
formar un comité para investigar los sucesos actuales. Pero la
intervención de Saif en televisión, que sonó a demasiado poco y
demasiado tarde, "desesperada", en palabras de Al Yazira, y, según
algunos comentaristas, dirigida a sus amigos de Occidente más que al
pueblo libio, no ha beneficiado a su causa, desde luego.

El segundo error ha sido la falta de atención a la pobreza de la
población. Libia es el país más próspero del norte de África, con su
enorme riqueza petrolera y su escasa población. Sin embargo, la
mayoría de los libios viven en unas condiciones lamentables. El Estado
ofrece muy poca sociedad civil y no cumple ni siquiera sus
obligaciones más básicas. Existe una policía encargada de controlar a
quienes dejan de apoyar al líder, pero poco más. Pese a que hay una
crisis de vivienda que se ha intensificado en los últimos años, el
régimen no ha hecho ningún esfuerzo para proporcionar viviendas
públicas aceptables. La riqueza está concentrada en manos de muy
pocos. A Gadafi no le habría costado nada elevar el nivel de vida de
su pueblo, bien creando una economía sostenible y no dependiente del
crudo, bien distribuyendo parte de los ingresos del petróleo, pero no
ha hecho ninguna de las dos cosas.

El tercer error ha sido ignorar las necesidades de los jóvenes. Gadafi
no solo está esclerotizado, sino totalmente desconectado de las
necesidades de los ciudadanos corrientes. Cuando un tercio de la
población tiene menos de 15 años y una proporción mucho mayor menos de
25, es evidente que los jóvenes son factor fundamental a la hora de
gobernar con coherencia. Gadafi ha vivido arropado por sus viejos
compinches y no ha sabido ver ni la naturaleza ni el alcance del
descontento. El problema más claro, como en gran parte de Oriente
Próximo, es el inmenso paro juvenil, para cuya mejora no existe ningún
programa. Gadafi no ha intentado jamás acercarse a los jóvenes
insatisfechos, y estos sienten que su voz no se oye ni tiene ningún
peso.

Es importante que las protestas comenzaran en la parte oriental de
Libia. La región de Bengasi siempre ha sido la que menos se ha
sometido al poder de Gadafi y en la que se han originado casi todos
sus problemas. La Libia moderna es una construcción artificial, un
remanente del colonialismo; no existe ninguna razón histórica para que
sea un solo país. La tribu de Gadafi es de la parte oeste, y al este
le molesta su autoridad. En los años noventa, el este de Libia fue el
escenario de una rebelión armada de carácter islámico que se centró en
Bengasi y las Montañas Verdes. El miedo de Gadafi a Bengasi fue uno de
los motivos que le llevaron a difundir la idea de que una epidemia
infantil de VIH se debía a la actuación deliberada de unas monjas
búlgaras bajo las órdenes del Mosad. A Gadafi siempre se le ha dado
muy bien desviar la indignación de un enemigo hacia otro y apartarse
de la línea de fuego. Sin embargo, no pudo suprimir para siempre su
impopularidad en la zona; los habitantes de Bengasi siempre han
expresado su rechazo al régimen con más libertad que en las regiones
occidentales del país, y llevaban mucho tiempo aguardando la
oportunidad de llevar sus deseos a la práctica.

No soy adivino ni puedo saber si el régimen resistirá frente a esta
revolución. La respuesta a las manifestaciones ha sido rápida y
brutal, porque Gadafi había visto lo inútiles que habían sido las
medidas más moderadas tomadas en Egipto y Túnez. Pero no está claro
que la brutalidad vaya a servir de algo; da la impresión de que está
haciendo que cada vez haya más ciudadanos indignados. Un diplomático
libio dijo hace unos días: "Cuanta más gente mate Gadafi, más gente
saldrá a la calle". El poder de Gadafi se ha apoyado durante mucho
tiempo en el carácter esencialmente dócil de los libios. Ahora bien,
al ignorar a los jóvenes, parece no haber tenido en cuenta la
posibilidad de que ahora haya una población menos pasiva. La
generación joven está deseosa de arrinconar todo lo viejo y traer
cosas nuevas. El embajador adjunto de Libia ante la ONU dijo el otro
día que si Gadafi no dimite por las buenas, "el pueblo libio se
deshará de él". Dos miembros de la fuerza aérea libia se dirigieron a
Malta porque preferían desertar que atacar a los manifestantes de
Bengasi. La pérdida de la lealtad del ejército sería el fin de Gadafi.

Cuando desaparezca Gadafi, es muy posible que Libia se vea inmersa en
batallas internas y acabe dividiéndose en varios países más pequeños,
dominados por sus respectivas tribus locales. El nexo que mantiene
Libia unida está viniéndose abajo, y las advertencias sobre el posible
caos tienen razón. Elegir entre el caos y la opresión siempre es
delicado, pero este pueblo está cansado de opresión y corrupción, y
puede que el caos les resulte más atractivo. El único instrumento que
el régimen tiene inequívocamente de su parte es el control de las
comunicaciones. Saif aspiraba a mejorar las comunicaciones en todo el
país y llevar Internet hasta el Sáhara, pero no lo consiguió; en este
sentido, su padre seguramente se alegrará de no haberle hecho caso.
Uno de mis contactos en Libia me llamó hace unos días, justo antes de
que cortaran todas las líneas. Me dijo: "Es horrible, mucho peor de lo
que se piensa. Por favor, decid que necesitamos ayuda".


Andrew Solomon es escritor y periodista estadounidense, ganador del
National Book Award y finalista del Pulitzer. © Andrew Solomon, 2006,
2011. Traducción de María Luisa Rodríguez Tapia.
-------------------------------------------------------------- >
8. LAS REVUELTAS DEL NORTE DE AFRICA-AL QAEDA
http://www.cuartopoder.es/terramedia/un-frente-sahariano-contra-al-qaeda/1040
Un frente sahariano contra Al Qaeda
Sábado, 26 de febrero de 2011


Un grupo de manifestantes exhibe la antigua bandera tricolor, que se
ha convertido en símbolo de la rebelión contra Gadafi, en la ciudad
portuaria de Tobruk (noreste de Libia), el pasado lunes. /
Efe-Stringer
Si la situación del Magreb no fuera tan dramática, resultarían hasta
cómicas las palabras de Gadafi acusando a Al Qaeda de estar tras la
revuelta popular en Libia. No es el único dirigente árabe en agitar la
amenaza del más radical de los islamismos. A Gadafi le precedieron Ben
Alí y Mubarak, y a estos dos, el ministro del Interior marroquí cuando
aseguró que el Campamento de la Dignidad de El Aaiun estaba en manos
de seguidores de Bin Laden. Los actuales acontecimientos indican, sin
embargo, que, al menos en estos momentos, esa no es la principal
amenaza en el Magreb.
Salvo unos comunicados difundidos llamando a las armas a los tunecinos
cuando comenzaba la Revolución del Jazmín, el grupo de Bin Laden ha
quedado al margen de estos históricos acontecimientos. Se conocía
que, para Al Qaeda, su marca magrebí era la gran esperanza de crear
una amplia base de operaciones a las puertas de Europa. Había
demostrado en varios secuestros su capacidad para esquivar los
servicios de inteligencia norteamericanos, franceses y alemanes. Y
también se sabe que militantes de grupos salafistas anteriores, como
el GIA (Grupo Islámico Armado) de Argelia, y de movimientos de
resistencia locales estaban engrosando sus filas movidos por la
desesperación y el callejón sin salida en que se han convertido
algunos conflictos, como el saharaui, el bereber o el de los tuaregs,
que afecta a varios países, incluida Libia.

Sin embargo, lo que está ocurriendo indica que los líderes de Al Qaeda
estaban fuera de la realidad. Muchos valores importantes en los
cambios en marcha tienen poco o nada que ver con sus planteamientos:
democracia, pluralismo político y religioso, protagonismo de
cristianos y laicos, una juventud vinculada a internet y a la cultura
globalizada, la presencia de la mujer en las manifestaciones, los
llamamientos de apoyo a Occidente e, incluso, la posición moderada de
los Hermanos Musulmanes, que ya eran enemigos declarados, junto a los
cristianos, de los seguidores de Bin Laden antes de la muerte del
joven tunecino Mohamed Buazizi.


La bandera bereber usada en Argelia y Marruecos con la imagen de
Lounes Matoub. / Asirem.bloguez.com
Pero aun hay otro revelador componente que choca con esa visión
uniforme tan propia del salafismo. Se trata del resurgimiento de
movimientos regionalistas opuestos a cualquier intento de asimilación
cultural o religiosa. La reaparición en Libia de la bandera tricolor
con la franja negra central de la Cirenaica deja muy claro que el
Libro Verde y su "tercera vía al socialismo" no respondían a la
realidad del país. La histórica región emerge de nuevo con fuerza como
lo hizo frente a la invasión de Mussolini bajo el liderazgo de Omar
Mukhtar, el mítico guerrillero inmortalizado por Anthony Quinn en "El
León del Desierto"; y su tradicional corriente religiosa senussi
tampoco casa con esta nueva forma de fundamentalismo por mucho que
Gadafi diga lo contrario.

Aún menos influencia puede tener sobre los impulsores de las protestas
por la democracia en Argelia, herederos, en el fondo, del movimiento
bereber kabileño que durante años simbolizó el cantante Lounes Matoub,
otra figura heterodoxa donde las haya, perseguido por el Gobierno y
odiado por los islamistas radicales. Acusado de ateo y blasfemo, fue
secuestrado por el GIA en 1994, provocando una impresionante
movilización popular que obligó a los yihadistas a dejarlo en
libertad. Todavía no se sabe con seguridad quién lo asesinó cuatro
años después, si el Estado o el GIA, pero sus ideas democráticas y
autonomistas quedaron para siempre identificadas con la bandera y la
cultura amazigh, la misma que, por los mismos motivos, se ha podido
ver no solo en los recientes y violentos disturbios del Rif sino en
las grandes manifestaciones por la democratización de Marruecos en
Rabat.


Jinetes tuareg al sur de Libia. / Manuel Martorell
Tales reivindicaciones son semejantes a las de otros pueblos, etnias o
credos que han ido apareciendo, dispersas, en este vasto escenario de
5.000 kilómetros de rocas y arena que va desde el océano Atlántico al
mar Rojo. Todavía resulta impredecible el papel que jugarán otras
formas más moderadas de integrismo, siempre presentes en estas
sociedades. Lo que parece obvio es que se deben replantear las
estrategias europeas para impedir que un deterioro de la situación
provoque sinergias radicales y, por el contrario, sentar nuevas bases
para estrechar la cooperación entre ambas orillas del Mediterráneo.

Hasta ahora, la política exterior, tanto la española como la de otros
socios europeos, había despreciado y sacrificado este componente de
diversidad para limitar las relaciones a las oficiales con gobiernos
autoritarios. El caso del Sáhara Occidental y la negativa del
Instituto Cervantes a promocionar la lengua española en los
campamentos de Tinduf es, por lo que nos afecta, el más sangrante pero
no el único ejemplo.

Ya no se puede poner como excusa para un cambio de política la
necesidad de preservar la estabilidad de unos Estados estratégicamente
vitales para nosotros. La cruda realidad demuestra que, precisamente
por mantener estos regímenes, ahora nos encontramos ante un escenario
donde no solo peligra la estabilidad de todo el Magreb sino la de
Europa meridional en el hipotético caso de que estalle una crisis
humanitaria en cadena.
-------------------------------------------------------------- >


------------------------------------

El archivo de mensajes de Sahara-Info (desde 2002) son accesibles en : http://es.groups.yahoo.com/group/sahara-info/messagesEnlaces a Yahoo! Grupos

<*> Para visitar tu grupo en la web, ve a:
http://es.groups.yahoo.com/group/revista-de-prensa-sahara-occidental/

<*> La configuración de tu correo:
Mensajes individuales | Tradicional

<*> Para modificar la configuración desde la Web, visita:
http://es.groups.yahoo.com/group/revista-de-prensa-sahara-occidental/join
(ID de Yahoo! obligatoria)

<*> Para modificar la configuración mediante el correo:
revista-de-prensa-sahara-occidental-digest@yahoogroups.com
revista-de-prensa-sahara-occidental-fullfeatured@yahoogroups.com

<*> Para cancelar tu suscripción en este grupo, envía
un mensaje en blanco a:
revista-de-prensa-sahara-occidental-unsubscribe@yahoogroups.com

<*> El uso que hagas de Yahoo! Grupos está sujeto a
las Condiciones del servicio de Yahoo!:
http://es.docs.yahoo.com/info/utos.html


Comments: Publicar un comentario

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?