11.9.13

 

[revista-de-prensa-sahara-occidental] Especial: descubrimiento de fosa común de saharauis víctimas de Marruecos

 

BOLETÍN WSHRW-ESPAÑOL- ESPECIAL DESCUBRIMIENTO DE UNA FOSA COMÚN DE SAHARAUIS DESAPARECIDOS VÍCTIMAS DE LA REPRESIÓN MARROQUÍ (10/09/2013)

SUMARIO

PÚBLICO (10/09/2013)Identificados los primeros saharauis desaparecidos por la represión marroquí

EL PAÍS (10/09/2013)Identificados ocho saharauis, dos con DNI español, en fosas comunes

ABC (10/092013)Un estudio documenta la ejecución de 8 beduinos en Sahara en el año 1976

EL DIARIO VASCO (10/09/2013)Una investigación vasca demuestra por primera vez asesinatos de saharauis

EL DIARIO (10/09/2013) Fosas comunes en el Sahara

__________________________________________________________

http://www.publico.es/467296/identificados-los-primeros-saharauis-desaparecidos-por-la-represion-marroqui

PÚBLICO (10/09/2013)Identificados los primeros saharauis desaparecidos por la represión marroquí

Una investigación forense revela las identidades de ocho pastores del Sáhara Occidental con DNI español asesinados en febrero de 1976 por fuerzas del ejército de Marruecos.

PATRICIA CAMPELO
Madrid 10/09/2013 12:35
Actualizado: 10/09/2013 14:41

Desde hace casi cuatro décadas, familiares y asociaciones de víctimas saharauis denuncian las graves violaciones de derechos humanos cometidas por Marruecos en los territorios del Sáhara Occidental, ocupados por el reino alauita desde noviembre de 1975.

La desaparición forzada es una de estas prácticas, calificada como de lesa humanidad, que cuenta con más de 400 casos documentados. Ahora, un equipo de expertos ha identificado ocho cuerpos que corresponden a ciudadanos saharauis, con DNI español, asesinados por miembros del ejército de Marruecos el 12 y 13 de febrero de 1976 y considerados, hasta la fecha, como desaparecidos. Se trata de los primeros trabajos en fosas comunes de la represión marroquí. Las víctimas eran beduinos que se dedicaban al pastoreo, razón por la cual no huyeron de sus tierras durante la invasión.

Los hallazgos en las dos fosas revelan que Marruecos mintió en su informe sobre desaparecidos saharauis, publicado en diciembre de 2010
Sus asesinatos se cometieron en el mismo lugar donde fueron detenidos, en Fadret Leguiaa, una zona de la región de Smara, a 400 kilómetros de los campamentos de refugiados de Tinduf, y próxima al muro minado custodiado por Marruecos que divide el Sáhara. Allí, el pasado febrero, un pastor encontró restos humanos esparcidos por la arena, movidos por las condiciones climatológicas debido a que su enterramiento era superficial.

La exhaustiva investigación científica y documental que ha evidenciado, por primera vez, casos de desaparecidos saharauis, ha sido dirigida por el médico forense Francisco Etxeberría, y da continuidad al informe denominado El oasis de la memoria, del doctor Carlos Beristain y la abogada Eloísa González, un texto que analiza la vulneración de derechos humanos en el Sáhara Occidental. Tras la publicación del informe, la Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos saharauis [Afapredesa] solicitó a un equipo investigador de la Universidad del País Vasco la exploración de una zona que podía albergar restos de víctimas.

El pasado junio, dicho equipo profesional y miembros de la Fundación Aranzadi y del instituto vasco Hegoa visitaron el terreno -que se encuentra bajo supervisión del mandato de Naciones Unidas Minurso- con familiares de las víctimas y miembros de Adapredesa.

"Las detenciones se dieron en las cercanías del pozo de Amgala, donde los beduinos iban buscando agua para el ganado", detalla el informe Meheris, la esperanza posible, donde los responsables de la investigación desmenuzan todo el proceso de trabajo y cuyas conclusiones se han presentado hoy en San Sebastián. "El operativo militar marroquí movilizó numerosas tropas y vehículos en una zona en la que, en ese momento, solamente había población civil: grupos de beduinos que vivían en la región", concreta el informe.

No existen datos que prueben la existencia de combates los dos días en que se sucedieron las ejecuciones. Y no se tiene constancia de la presencia de fuerzas del Frente Polisario en la zona hasta días después. Asimismo, los investigadores hallaron en las cercanías de las dos fosas vainas de proyectiles, y los cráneos de las víctimas presentan perforaciones de balas.

"Las lesiones corresponden a lugares vitales selectivos, propios de ejecuciones extrajudiciales", determina el equipo investigador, que cuenta con la experiencia de años de trabajo en España en las fosas comunes de víctimas de la represión franquista.

"Podría haber más fosas en la zona"
El recuerdo del testigo presencial, que por entonces tenía 13 años, coincidió con las evidencias descubiertas en las fosas. Además, el testimonio de los familiares sirvió también para corroborar el extremo de la detención colectiva, momento presenciado por algunos de ellos.

Entre los objetos personales hallados, los arqueólogos localizaron los DNI (documento nacional de identidad) españoles de tres víctimas y un carné de racionamiento, con membrete español, a nombre de Salama Mohamed Alí.

Los familiares, que viven en los campamentos de refugiados, acompañaron al equipo de expertos durante el proceso de exhumación, y pudieron practicar sus ritos funerarios ante las fosas. Ambos enterramientos se volvieron a cerrar una vez tomadas las muestras de ADN.

El siguiente paso, según ha aclarado el doctor Etxebarría a Público, será regresar a la zona para devolver los restos a sus familiares. Hasta ese momento, las fosas han quedado protegidas, señalizadas y bajo supervisión de la Minurso, según asegura el equipo investigador.

Ahora, con las pruebas materiales delimitadas, las familias de las víctimas pueden reforzar sus demandas en la búsqueda de verdad, justicia y reparación. La responsabilidad en primera instancia apunta a Marruecos, país que no ha investigado de manera satisfactoria los casos de desapariciones durante su ocupación del territorio saharaui.

El 80% de estos casos se dieron durante los primeros años tras la marcha verde, el origen de la invasión ideada por Hasán II -padre del actual rey de Marruecos- tras la salida de España del territorio. La desaparición forzada se convirtió de este modo en el principal método de represión marroquí.

Marruecos sesgó información sobre los desaparecidos
El Consejo Consultivo de Derechos Humanos del país norteafricano publicó un informe en internet, en diciembre de 2010, en el que reconocía la desaparición de 351 saharauis bajo su responsabilidad. Con unos datos "fragmentados, parciales y limitados", según denuncia el equipo de Etxebarría, el texto facilitó información sobre el destino que tuvieron 207 víctimas. Precisamente, cuatro de ellas forman parte del grupo hallado ahora en las fosas de Smara. Según el organismo marroquí, esas cuatro víctimas murieron en el cuartel de la ciudad, no da fechas de los fallecimientos y, además, sitúa las detenciones cuatro meses después de la fecha en que ocurrieron. Las evidencias halladas por los investigadores vascos contradicen la versión del informe de Marruecos, ya que las víctimas fueron ejecutadas en el mismo lugar donde se produjeron las detenciones en febrero de 1976.

Más de 400 saharauis siguen desaparecidos

El intento de Marruecos por investigar los casos de desaparecidos saharauis no cumplió con las expectativas de las familias. El periodista José Oropesa, que ha trabajado con Afapredesa en los campamentos de Tinduf, ha recogido testimonios de familiares que, pese al informe marroquí, seguían hablando de sus familiares como desaparecidos. "Las familias argumentan que no han visto el cuerpo tras el fallecimiento y, sobre todo, no se les han explicado las causas de las muertes", indica Oropesa a Público. Según la investigación marroquí, "fueron enterrados" sin haber comunicado el fallecimiento a la familia. También, se dice que "fueron ejecutados" y que muchos de ellos "murieron por la situación en la que se encontraban tras la detención o el traslado desde la cárcel", explica Oropesa.

"En los campamentos se desprestigia y desprecia dicho informe", asegura el periodista. "Las familias se han sentido más dañadas por haberse tenido que enterar por un informe en internet -algunas familias ni lo saben aún- de que sus familiares, según Marruecos, estaban muertos", añade.

Responsabilidad española

La obligación de investigar los delitos de lesa humanidad en el caso saharaui corresponde también al Estado español, al que pertenecen los ciudadanos desaparecidos que habitaban en la provincia española número 53. La comunidad internacional sigue considerando a España como la potencia administradora, ya que no reconoce los acuerdos por los que la dictadura franquista otorgó el territorio a Marruecos y a Mauritania, en noviembre de 1975, días antes de la muerte de Francisco Franco.

Los saharauis identificados tenían DNI español

El resultado del trabajo científico en las fosas de Smara supone otro balón de oxígeno a la causa saharaui que cuenta con el respaldo de organismos internacionales que presionan a Marruecos para que cumpla con sus obligaciones en materia de derechos humanos. El Grupo de Trabajo de la ONU contra la desaparición forzada se ha pronunciado a este respecto. Y este año, la visita del relator especial de la ONU contra la tortura y el trabajo de la Fundación Kennedy han reforzado las demandas saharauis.

Ahora, "la intención es denunciar los hechos y exigir la intervención de Naciones Unidas, porque hay más fosas en la zona", avanza Etxebarría. "En la Audiencia Nacional hay un proceso abierto pero dormido, que Afapredesa desea activar", concluye.

http://politica.elpais.com/politica/2013/09/10/actualidad/1378768488_411778.html

EL PAÍS (10/09/2013)Identificados ocho saharauis, dos con DNI español, en fosas comunes

Un equipo español ha exhumado a las víctimas, ejecutadas en 1976 por el ejército marroquí
Dos de ellas son padre e hijo. Entre los restos hay dos menores de edad
Los forenses hallaron entre los huesos sus carnés de identidad y vainas de fusil
Un testigo que presenció los fusilamientos cuando tenía 13 años señaló el lugar
Las fosas se encuentran a 400 kilómetros de los campamentos de Tinduf

Un equipo de investigación y forense de la Universidad del País Vasco ha localizado en dos fosas comunes en el Sáhara e identificado mediante análisis de ADN los restos de ocho saharauis, dos de ellos menores de edad, que fueron ejecutados por arma de fuego el 12 de febrero de 1976 por miembros del ejército marroquí. Dos de las víctimas tenían DNI español. Los técnicos encontraron entre los huesos el documento de identidad de Mohamed Abdalahe Ramdan (DNI A-4131099) y de Mulud Mohamed Lamin (DNI A-4520032). Otro esqueleto conservaba una cartera plastificada con membrete español que contenía el carné de racionamiento de azúcar de la época, a nombre de Salama Mohamed Ali Sidahmed. Junto a los huesos, como ocurre en las fosas del franquismo exhumadas en España, el antropólogo forense Francisco Etxeberria, que dirigió la investigación con el psicólogo Carlos Martín Beristáin, encontró vainas de proyectiles de fusil.

El equipo se desplazó los días 8, 9 y 10 del pasado mes de junio a la zona de Fadret Leguiaa, en la región de Samara, a 400 kilómetros de los campamentos de refugiados de Tinduf, en medio del desierto, para comprobar si, como les había comunicado la Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis (AFAPREDESA) allí había restos humanos de víctimas saharauis.

Familiares de las víctimas informaron al equipo de investigación de la existencia de un testigo que había presenciado las ejecuciones: Aba Alid Said Daf, que tenía 13 años cuando se produjeron los hechos. El equipo español corroboró su identidad y le entrevistó. Los resultados de la investigación forense, documental y genética de la fosa "corroboraron absolutamente su relato", según el informe elaborado por Etxeberria y Beristain.

Un testigo: "Le disparó directamente, en pleno corazón"

El 12 de febrero de 1976 fuerzas militares marroquíes desplegadas en la zona de Amgala detuvieron a varios beduinos. Varios de sus familiares fueron testigos de la detención colectiva. El testigo, Aba Ali Said Daf, fue detenido, a pesar de ser menor de edad, con otros dos beduinos, vecinos y conocidos suyos: Mohamed Mulud Mohamed Lamin y Abdelahe Ramdan.

"Hacia las ocho de la tarde vino uno [militar marroquí] en un coche jeep. Llamó a Mohamed Mulud primero. Le preguntó: `¿Dónde están los Polisario?'. La segunda pregunta que le hace es: `Dame tu carné de identidad'. Mohamed Mulud negó tener conocimiento del Polisario. Acto seguido le disparó [el militar marroquí] directamente, en pleno corazón. Luego llamó a Abdelahe Ramdan y le hizo la misma pregunta que a Mulud, disparándole de la misma manera. El hombre que les disparó tenía pistola, pero cogió un fusil para hacerlo", relató Aba Ali Said Daf a los investigadores españoles.

El chico también fue testigo de la detención de Bachir Salma Daf, otra de las víctimas halladas en la fosa, de solo 14 años. Aba Ali Said Dad declaró que escuchó la voz del padre del chico, Salma Daf Salec Bachir, suplicando que no lo mataran. Ambos fueron ejecutados.

Ese día también fueron detenidos Sidi Salec, menor de edad, Sidahmed Segri Yumani, Salma Mohamed Sidahmed y Salama Mohamed Ali Sidahmed. Sus familiares no volvieron a saber de ellos. Todos eran beduinos que vivían del pastoreo de camellos y cabras.

Marruecos dijo que habían muerto en un cuartel militar

Durante tres décadas, explica el informe, Marruecos no dio respuesta oficial a las familias sobre su paradero. El informe de la Instancia de Equidad y Reconciliación (2006) de Marruecos recogía información sobre cuatro de los detenidos aquel día, asegurando que habían sido llevados al cuartel de Samara y que allí habían fallecido durante el tiempo de detención. El informe marroquí señala sobre Salma Daf Sidi Salec: "Arrestado por el ejército real en junio de 1976 en Smara, fue conducido a una de sus bases, donde falleció". De su hijo, Bachir Salma Daf, de 14 años, dice lo mismo. De Salama Mohamed Ali Sidahmed, "fallecido durante el secuestro sin fecha exacta". De Abdelahe Ramdan, "arrestado el 22/02/1976 en Amgala por el ejército, fue conducido hacia la base militar de Samara, donde falleció, sin fecha exacta".

El equipo de investigación español ha demostrado que dicha información es falsa: tanto las fechas señaladas como los hechos. "Las detenciones ocurrieron el mismo día y los detenidos no fueron trasladados a ningún cuartel, sino que fueron ejecutados inmediatamente en el mismo lugar", recoge el informe. El análisis genético lo confirma.

Los asesinos enterraron superficialmente a las víctimas. A finales de febrero de 2013 un pastor llamado Abderrahman Abaid Bay encontró unos restos humanos esparcidos sobre la arena en la zona. Cuando el equipo de investigación y forense llegó al lugar, descubrió un hueso fémur derecho semienterrado, afectado por la exposición solar.

Un jersey azul y un rosario

Además de los DNI españoles ya señalados, los forenses recuperaron prendas que vestían las víctimas el día de su desaparición y que sus familiares habían descrito a la perfección antes de que se abriera la fosa y se comprobara que tenían razón. Así, Mahmud Salma Daf identificó el jersey azul de su hermano, que tenía 14 años cuando lo mataron, y las cuentas del rosario de su padre.

Pese a que los entierros fueron superficiales, algunos de los objetos se habían conservado muy bien "debido a la falta de humedad que se da en el desierto y a las características del terreno", explica el informe.

Debido a que la zona está bajo supervisión, por parte de la MINURSO, del Alto el fuego firmado por las partes en 1991, los restos, explica el equipo de investigación, "fueron dejados debidamente protegidos y señalados en el lugar donde se encontraron, con el objeto de que se realice próximamente una misión de verificación oficial que pueda concluir con la entrega de las víctimas a sus familiares y se instauren medidas para la protección de otras fosas que se encuentran en la zona". Actualmente, asegura el informe, "existen más de 400 víctimas de desaparición forzada saharauis".

"Hasta que se complete el proceso", explica Sidi Mohamed Sidahmed Segri, "pedimos que haya vigilancia para asegurar el sitio. No tenemos palabras para agradecer el paradero de mi padre. Para nosotros es como una luz, porque todo ha sido oscuro. En nuestra religión, cuando no existe la tumba de un familiar para ir a visitarlo, no se puede tener duelo".

El informe del equipo de investigación concluye: "Las implicaciones jurídicas y en términos de derecho internacional de los derechos humanos de este caso son evidentes y muy relevantes. Deberían ser evaluadas por las autoridades saharauis y españolas, dado que se trata de ciudadanos saharauis con DNI español, y por los órganos y mecanismos competentes del sistema de Naciones Unidas de protección de derechos humanos. Asumiendo las autoridades de Marruecos su responsabilidad en el caso".

http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1492568

ABC (10/092013)Un estudio documenta la ejecución de 8 beduinos en Sahara en el año 1976
10-09-2013 / 15:10 h EFE

El estudio "Meheris. La esperanza es posible", llevado a cabo por la sociedad Hegoa, ha documentado de forma exhaustiva el hallazgo de 8 beduinos, algunos de ellos españoles, que fueron ejecutados y enterrados en dos fosas comunes en Sahara en el año 1976.

El documento ha sido presentado hoy en el museo San Telmo de San Sebastián en un acto al que han asistido el alcalde donostiarra, Juan Karlos Izagirre, y los autores del estudio, Carlos Martín y Francisco Etxebarria, así como algunos de los familiares de las víctimas.

Según los resultados del estudio, en el que ha colaborado el laboratorio genético de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU), los 8 beduinos fueron detenidos, ejecutados con armas de fuego y enterrados de forma superficial en la región de Smara, cerca del muro construido por Marruecos.

El informe incluye el desarrollo exhaustivo que siguieron los investigadores, recabando información entre testigos presenciales y familiares, y documenta, también con imágenes, las labores de exhumación de los cuerpos.

El equipo de trabajo, compuesto por miembros de las sociedades Hegoa, Aranzadi y de la UPV, considera "imprescindible" que las autoridades saharauis, españolas y los órganos competentes de las Naciones Unidas "den una respuesta a la demanda de los familiares".

http://www.diariovasco.com/20130910/local/estudio-documenta-ejecucion-beduinos-201309101612.html

EL DIARIO VASCO (10/09/2013)Una investigación vasca demuestra por primera vez asesinatos de saharauis
Lo han llevado a cabo expertos de Hegoa, Aranzadi y la UPV/EHU en el Sahara Occidental
10.09.13 - 16:12 -
MIKEL SORO | DV. SAN SEBASTIÁN |

El primer documento que acredita con datos científicos la existencia de fosas comunes de saharauis ejecutados por el ejército marroquí se ha presentado esta mañana en el Museo de San Telmo donostiarra. Este meticuloso estudio sobre la violación de derechos humanos del pueblo saharaui lo han llevado a cabo miembros de las fundaciones Hegoa y Aranzadi y de la UPV/EHU. El libro 'Meheris. La esperanza posible' recoge todos los datos. Además, se ha editado un video de 17 minutos que recoge de forma pormenorizada todos los pasos dados, una investigación científica llevada con el máximo rigor.

En el acto estuvieron presentes los autores, Carlos Martín Beristain, director de investigación de Hegoa; Paco Etxeberria, director de la investigación por parte de Aranzadi y la saharaui Djimi Elghalia, activista de los derechos humanos que ha perdido a familiares a manos de los marroquíes y que ella misma ha sido represaliada con la cárcel y toruras.

Avalaron la presentación de estas sobrecogedoras conclusiones el Diputado General, Martín Garitano; el alcalde donostiarra, Juan Karlos Izagirre, e Imanol Landa, presidente de Euskal Fondoa y alcalde de Getxo, con unas declaraciones institucionales, y una numerosa representación de concejales del ayuntamiento de San Sebastián y responsables de los departamentos sociales forales. Así mismo, acudieron a la presentación del libro y la proyección del video numerosos simpatizantes del pueblo saharaui.

Elghalia, que en muchos momentos no pudo contener las lágrimas, relató las innumerables mentiras del régimen marroquí para ocultar los asesinatos de los saharauis que recoge el documento de la investigación. «Todo lo que nos decían, de que estaban encarcelados y habían fallecido en las cárceles de Samara y otras, era mentira, como lo ha demostrado esta investigación». Lamentó la «falta de respuestas» de las oficinas de Derechos Humanos de la Unión Europea y de la representación de la ONU en la zona en conflicto «a nuestras peticiones por carta» y anunció que van a presentar 'Meheris. La esperanza posible' el viernes en Rabat, en la sede de Derechos Humanos de Marruecos.

Con DNI español

Etxeberria describió minuciosamente el proceso de investigación y cómo, tras tomar datos del ADN de dientes y huesos de los esqueletos, dos de ellos menores, hallados en dos fosas escondidas en el desierto de Smara, a menos de un kilómetro del muro defensivo de Marruecos en tierra saharaui, constataron que habían sido asesinados a tiros. Se trata de dos fosas, una de dos personas y otra de seis. Junto a ellos se hallaron sus documentos y artículos personales. «Son ciudadanos españoles y España tiene un deber moral e histórico para con los saharauis», resumió.

Beristain explicó cómo llegaron a las fosas, «a través el testomonio de un pastor beduino», explicó cómo «los muertos hablan si se les presta atención» y recalcó que estos restos hallados y constatados como saharauis con nombre, apellido y familias forman parte del «primer documento de desaparecidos identificados de la historia del Sahara Occidental».

Media docena de representantes de este pueblo recibieron a los asistentes con un té.

Según el alcalde de Getxo y presidente de la sociedad de cooperación Euskal Fondoa, Imanol Landa, este hallazgo pone de manifiesto el olvido en el que está sumido el caso del Sahara Occidental y supone una "aportación fundamental" para la búsqueda de salidas al "conflicto" saharaui basada en el respeto a los derechos humanos.

http://www.eldiario.es/norte/euskadi/Fosas-comunes-Sahara_0_173933347.html

EL DIARIO (10/09/2013) Fosas comunes en el Sahara

La UPV y la Sociedad de Ciencias Aranzadi presentan una investigación sobre la problemática de las personas desaparecidas durante el conflicto armado y la violencia contra la población civil saharaui.

Eduardo Azumendi - Donostia

10/09/2013 - 19:35h

"Una de las cosas que me ha dolido muchísimo, y me ha dejado una herida que todavía no se ha cicatrizado, es la total inocencia de mi padre. No era una persona militar, ni pertenecía a ningún tipo de células políticas, sino era una persona civil que hacía su vida diaria como la hacían los demás". Estas son las reflexiones de Mahyub Mohamed-Mulud Mohamed Lamin Maimun, unas de las personas que demandó ayuda para exhumar unos restois humanos que podóan corresponder a su padre. Una de tantas víctimas saharuis del conflicto que les enfrenta a Marruecos. El médico y doctor en Psicología Carlos Beristain, el director de la Fundación Aranzadi Paco Etxeberria y la activista saharaui Djimi Elghalia han dado conocer las conclusiones de un proyecto de búsqueda de personas desaparecidas en el Sáhara Occidental y los resultados de su investigación aportan descubrimientos que pueden tener "importantes repercusiones jurídicas" en términos de Derecho Internacional, según sus autores.

El trabajo de investigación Meheris, la esperanza posible. Fosas comunes y primeros desaparecidos saharauis identificados' recoge los hallazgos realizados por un equipo de investigación, forense y laboratorio genético de la Universidad del País Vasco, sobre un caso de personas saharauis desaparecidas en Fadret Leguiaa, región de Smara, cerca de Amgala y Mehiris, en febrero de 1976. Es el resultado de una amplia investigación que comenzó con la realización de un estudio sobre la problemática general de las violaciones de derechos humanos en el Sáhara Occidental, publicado en 2012 por el Instituto Hegoa de la Universidad del País Vasco, bajo el título El Oasis de la Memoria: Memoria histórica y violaciones de Derechos Humanos en el Sáhara Occidental y que ha tenido su continuidad en la investigación de algunos casos de personas detenidas y desaparecidas en esa época.

La problemática de las personas desaparecidas durante el conflicto armado y la violencia contra la población civil saharaui sigue presente en las vidas de sus familias, dada la incertidumbre sobre su destino y la herida permanentemente abierta con la que viven. "La negativa a proporcionar información relevante y veraz sobre su destino es parte del maltrato y atentado a su integridad psicológica, considerándose por parte de tribunales internacionales como una forma de tortura", recalcan los autores del trabajo.
Implicaciones jurídicas

La historia de este proyecto se remonta a abril de 2013, cuando un equipo de investigación y forense de la Universidad del País Vasco recibe una petición de la Asociación de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis-AFAPREDESA para realizar una investigación en una zona del Sáhara Occidental donde se sospechaba que había restos humanos de víctimas saharauis. Los días 8, 9 y 10 de junio de 2013, un equipo profesional de la Universidad del País Vasco, la Fundación Aranzadi y el Instituto Hegoa, acompañados por varios familiares y miembros de AFAPREDESA visitó un lugar en la zona de Fadret Leguiaa, región de Smara, en medio del desierto, y a 400 km de los campamentos de refugiados de Tinduf.

"El objetivo ha sido responder a su petición de que un equipo de la máxima cualificación profesional y experiencia les ayudara a identificar y reconocer un lugar donde al parecer existían fosas comunes, y en donde estaban presuntamente sepultadas algunas personas consideradas hasta la actualidad como desaparecidas", apuntan los especialistas.

Tras el análisis forense de los restos, Beristain subraya que "las implicaciones jurídicas y en términos de derecho internacional de los derechos humanos de este caso son evidentes y muy relevantes". "Deberán ser evaluadas", añade, "por las autoridades saharauis y españolas, dado que se trata de ciudadanos saharauis con DNI español, y por los órganos y mecanismos competentes del sistema de Naciones Unidas de protección de derechos humanos. Asumiendo las autoridades de Marruecos su responsabilidad en el caso".


__._,_.___
Actividad reciente:
El archivo de mensajes  de Sahara-Info (desde 2002) son accesibles en : http://es.groups.yahoo.com/group/sahara-info/messages
.

__,_._,___

Comments: Publicar un comentario

<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?